Un músico tocando detrás de un paso de palio
Un músico tocando detrás de un paso de palio

Hemeroteca

Las marchas de moda en la Semana Santa de Sevilla

Las marchas aflamencadas tras los pasos de palio han dejado hueco a descubrimientos como «Valle de Sevilla» y a la vuelta al clasicismo

Por
Actualizado:

El tiempo pone cada cosa en su sitio. El adagio se cumple a rajatabla en la música procesional. Las marchas que estaban de moda hace diez o cinco años han ido dejando paso a otras de nueva factura o a redescubrimientos. Las nuevas modas de la Semana Santa, en materia de bandas de música, ya no pasan por esas marchas aflamencadas, como si fueran pasodobles para la Maestranza, compuestas en algunos casos por personas sin conocimientos de música. El «boom», por ejemplo, de «Caridad del Guadalquivir» o «Callejuela de la O» se ha ido esfumando en los últimos años. Aunque siguen interpretándose, ya no lo hacen en la misma medida que antes, donde se llegó a escuchar la primera de ellas en repertorios como el de la Virgen de la Angustia de los Estudiantes.

«Estos son los procesos que hay en la historia. Se explora un terreno nuevo, se pasa a la mediocridad y se vuelve a lo siempre a lo mejor». Según el director de la Banda Sinfónica Municipal de Sevilla, Francisco Javier Gutiérrez Juan, estamos en esa última etapa en la que se recupera el clasicismo. «’Soleá dame la mano’, por ejemplo, se ha vuelto a poner de moda en los últimos años. Siempre ha estado ahí, pero no ha sido muy tocada por su dificultad».

Las marchas de Font de Anta, junto con las de Gámez Laserna o Manuel Farfán están volviendo a ver la luz. Composiciones como «Sevilla cofradiera» o «La Esperanza de Triana», olvidadas antaño, son cada vez más habituales en los repertorios de las bandas de música.

Por otro lado, la Semana Santa disfruta ahora con grandes marchas, hasta hace completamente desconocidas, como son «Valle de Sevilla» o «Margot». La primera de ellas, una obra del fallecido compositor José de la Vega, en los años 90, es el auténtico «boom» en la actualidad. Una partitura de enorme calidad, según los expertos, y que este año sonará en el Maestranza en el pregón de Lutgardo García.

El caso de «Margot» es más conocido, ya que esta marcha lleva más tiempo recuperada en casi todos los repertorios, ya sean de palios alegres o serios. La zarzuela de Joaquín Turina, adaptada a marcha procesional, comenzó a popularizarse cuando Tejera comenzó a interpretarla con Montserrat en la plaza de Molviedro, lo que se convirtió en un momento único de la Semana Santa.

Luego, por otra parte, están las nuevas composiciones. «Como tú ninguna», de David Hurtado, ha sido muy bien acogida por el público desde que se estrenó en la procesión extraordinaria de la Macarena el pasado mes de mayo. A buen seguro, será una de las más tocadas de la Semana Santa de 2015. Su autor la define como «de corte clásico, al estilo de ‘Esperanza Macarena’ de Pedro Morales». David Hurtado bebe de los compositores clásicos, como Gámez Laserna, y destaca la nueva marcha que ha realizado para Jerez, «Saeta jerezana», al estilo de «El Cachorro».

Otra de las marchas de moda, que llevan unos años sonando, es «Hossanna in Excelsis», del levantino Óscar Navarro. Gutiérrez Juan afirma que «ese estilo, tipo banda sonora, está muy de moda» y que «a pesar de que está muy bien hecha, no abre un nuevo camino».

El director de la Municipal destaca a compositores que están innovando y aportando calidad a la música procesional, como Antonio Moreno Pozo, Manuel Marvizón o el propio David Hurtado. «’La Semana de Pasión’ es una de las mejores marchas que se han compuesto en los últimos años. Es de Antonio Moreno Pozo y es muy complicada de interpretar. La tocamos en el concierto de apertura de Cuaresma en el Gran Poder y fue un pelotazo».

En cuanto a la marcha «Mi Amargura», de Víctor Manuel Ferrer Castillo, que desde el año pasado se toca detrás de numerosos pasos de palio, tanto David Hurtado como Gutiérrez Juan coinciden en afirmar que «es la excepción que confirma la regla» y que no tienen la calidad suficiente para ser interpretadas en Sevilla.

En cuanto a los pasos de palio con mejores repertorios musicales, Francisco Javier Gutiérrez Juan destaca a «la Virgen del Valle, la Amargura y las Penas de San Vicente. Son hermandades que pecan de exigentes y a veces reiterativas pero con un buen repertorio».

Javier Macías

Javier Macías

Coordinador en Pasión en Sevilla
Redactor de ABC. Coordinador de Pasión en Sevilla