María Santísima de las Lágrimas / LUISMI MARTÍN

MARCHENA

Las protagonistas de la Magna Mariana de Marchena (I): María Santísima de las Lágrimas

María Santísima de las Lágrimas es una de las vírgenes con más devoción de la localidad, que incluso llegó a tener su propio reglamento independiente

Por  1:45 h.

En este 2016, Marchena celebra una efemérides muy especial. Y es que, en 1616, la localidad de la Campiña se convirtió en el primer municipio en llevar a cabo el solemne Voto de Sangre para defender la Inmaculada Concepción de la Virgen María. Cuatrocientos años después, la localidad quiere celebrar este aniversario con la solemnidad y la espectacularidad que la ocasión lo merece.

Para ello se ha diseñado un programa muy extenso de cultos y actividades que coparán la actualidad religiosa y cofrade de Marchena durante los próximos meses. Muchas conferencias, actividades de evangelización y caritativas se han preparado. Pero será el próximo 18 de septiembre cuando tenga lugar el momento cumbre de este IV aniversario: la celebración de una Magna Procesión Mariana con diez vírgenes de Marchena.

Durante las próximas semanas, Pasión en Sevilla irá presentando a cada una de las protagonistas y sus hermandades. Hoy se comienza con María Santísima de las Lágrimas.

La Virgen en su palio / LUISMI MARTÍN

La Virgen en su palio / LUISMI MARTÍN

La mañana del Viernes Santo en Marchena tiene uno de los momentos cofrades más especiales de la provincia. En plena Plaza Ducal, se representa el Mandato, con el que la Archicofradía del Santísimo Sacramento, Pontifica y Real Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno, María Santísima de las Lágrimas y San Juan Evangelista representa el momento del prendimiento y la condena del Señor.

Allí llegan las tres imágenes titulares de esta hermandad: Nuestro Padre Jesús, una talla anónima del siglo XVII, que es la devoción más importante de Marchena; San Juan Evangelista y, por último, la Virgen que protagoniza este texto, María Santísima de las Lágrimas.

Esta imagen es una de las más hermosas de Marchena. Al igual que Nuestro Padre Jesús, es una talla anónima del siglo XVII. Por sus rasgos faciales, se la puede encajar en la escuela granadina. El estilizado óvalo facial y la gran expresividad de su rostro, con un marcado sufrimiento, invitan a pensar que esta dolorosa pertenece al estilo de la Andalucía oriental, en lugar de a la iconografía sevillana.

En la segunda mitad del siglo XIX, Gutiérrez Cano realizó una gran restauración, que le llevó a volver a tallar todo el cuerpo, otorgándole forma cónica, estrechando la cintura y añadiendo el pollero decimonónico clásico. María Santísima de las Lágrimas procesiona en un espectacular paso de palio que, con anterioridad, pertenecía a la hermandad de San Esteban de Sevilla.

Sus propias reglas

En ese palio la verán los cofrades de toda la provincia el próximo 18 de septiembre como la pueden ver los marcheneros cada Viernes Santo, cuando llega a la Plaza Ducal en busca de Su Hijo. Es un momento muy especial, ya que la Virgen entra en la plaza siguiendo a San Juan Evangelista, tal y como indican los textos evangélicos. Nada más entrar, María Santísima de las Lágrimas y Nuestro Padre Jesús Nazareno realizan el Encuentro, un saludo entre las dos imágenes.

El Mandato de Marchena

El Mandato de Marchena

Con esa estampa se muestran frente a frente dos de las más grandes devociones de Marchena. De hecho, María Santísima de las Lágrimas tenía una devoción tan grande que, incluso dentro de la propia hermandad, se formó un grupo de hermanos que componían una corporación independiente a la de Jesús Nazareno, con sus propias reglas.

En el año 1830 incluso se redactó un esbozo de un reglamento de hermandad para Nuestra Señora de las Lágrimas, en la que se incluía «la obligación de estar siempre sujetos –en asuntos importantes- al recto y oficiales de Jesús Nazareno como cabeza de cuantas emanaban de ella», es decir: a pesar de esa «independencia», esta corporación independiente seguía siendo miembro de la hermandad del Nazareno. Finalmente, en 1854 se decretó que las hermandades actuarían de forma conjunta.

De esta manera, el 18 de septiembre de 2016, el cofrade tiene la oportunidad de dejarse llevar por María Santísima de las Lágrimas para comprender esta gran devoción y disfrutar de una de las imágenes más bellas de Marchena.

Juan Luis Mármol

Juan Luis Mármol

Juan Luis Mármol

Últimas noticias deJuan Luis Mármol (Ver todo)