La música, motivo de división en la hermandad de las Aguas / ABC

LA MÚSICA CREA UN PROBLEMA EN LAS AGUAS

Las Tres Caídas de Granada ofreció 170.000 euros por tocar en Las Aguas

Así se han desarrollado más de tres meses de negociación entre la hermandad del Arenal y la banda de la capital nazarí que ha acabado en una gran división interna en el seno de la corporación del Lunes Santo

Por  18:01 h.

Durante los últimas horas se han sucedido las noticias y los cruces de comunicados respecto a la relación que la hermandad de las Aguas y las Tres Caídas de Granada ha vivido en los últimos tres meses. Un vínculo que comenzó con el ofrecimiento de la formación musical granadina a la corporación del Lunes Santo para tocar tras su paso de misterio a cambio de una cuantía total que alcanzaba los 170.000 euros y que iba a ser pagado durante los próximos cuatro años. Esta «unión», que comenzó el pasado mes de octubre para formalizar acercamientos ante esta suculenta oferta llegada desde la capital nazarí, parece haber visto su fin con el estallido en redes sociales e informaciones vertidas en relación a sendos comunicados emitidos por la banda y la hermandad; la primera aseguraba tener un contrato verbal con la corporación, la segunda, lo desmentía minutos después con un tweet que ha convertido a la hermandad del Arenal en tendencia en Twitter durante horas y ha llenado esta red social de comentarios de crispación sobre lo sucedido.

Cronología de los hechos

Todo comenzó el 26 de octubre del pasado año 2017. Un reducido número de miembros de la junta de gobierno, encabezados por el hermano mayor Antonio Arrondo, viajaron desde Sevilla hasta Granada para realizar una primera toma de contacto con directivos y el propio dueño de la banda de las Tres Caídas de Granada, Francisco Antonio Huertas González, gestor de varias compañías, algunas de ellas constructoras de gran relevancia en la ciudad granadina. En la reunión mantenida, los responsables de esta formación explicaron a la hermandad su ofrecimiento para tocar el próximo Lunes Santo tras el paso de Cristo de esta cofradía. Esta proposición iba acompañada de una suculenta cuantía que alcanzaba los 170.000 euros, de los cuales 50.000 iban a ser destinados para la bolsa de caridad de la hermandad y el resto para financiar en gran parte la exposición programada con motivo del 50 aniversario de la bendición de la Virgen de Guadalupe y que tuvo que ser prorrogada por falta de activos monetarios. Esta muestra iba a traer a la ciudad a muchas de las imágenes devocionales que el imaginero Luis Álvarez Duarte ha realizado para toda la geografía española, autor a su vez de la dolorosa bajo palio de Las Aguas. La exposición estaba presupuestada en unos 70.000 euros, convirtiéndose por tanto esta banda en el patrocinador principal de la ambiciosa muestra.

Anteriormente, la banda intentó este acercamiento con la hermandad de San Pablo, hecho que confirmó su hermano mayor José Luis Pérez en declaraciones al Correo de Andalucía. Resultando negativo.

Días después, una información vertida en algunos medios locales y sevillanos ofrece las primeras pistas sobre este acercamiento. El hecho provoca que la hermandad de las Aguas publicara un tuit desmintiendo esta información y ratificando por escrito a las bandas que acompañan a sus pasos.

El siguiente hecho sucede el 24 de noviembre. Una reunión informativa de urgencia con miembros de la junta, convocada por el hermano mayor en la casa de hermandad, provoca la dimisión de la fiscal segunda ante la deriva de los acontecimientos. Las negociaciones continúan su recorrido días después hasta alcanzar la fecha del 27 de noviembre. Ese día, a las 13:00 horas, algunos miembros de la junta de gobierno de la corporación se reúnen en el despacho de abogados de un hermano de la hermandad para cerrar un acuerdo con tintes definitivos. En dicho encuentro, los directivos de la formación musical llegaban desde Granada con el montante de 20.000 euros en efectivo como entrada del nuevo contrato a firmar. Entonces, uno de los miembros de la junta de gobierno paralizó el acuerdo por motivos legales: el artículo 7 de la Ley 7 del 29 de octubre de 2012 de «modificación de la normativa tributaria y presupuestaria y de adecuación de la normativa financiera para la intensificación de las actuaciones en la prevención y lucha contra el fraude», alude que: «Se establece una limitación, de carácter general, a los pagos en efectivo correspondientes a operaciones a partir de 2.500 euros. Se excluye de la limitación a los pagos efectuados cuando ninguno de los intervinientes en la operación actúe en calidad de empresario o profesional, así como a los pagos o ingresos realizados en entidades de crédito», mientras que entre personas físicas puede alcanzar hasta 15.000 euros.

Además de ello, en aquel momento se consultó a otras hermandades que recientemente han recibido importantes cuantías en donaciones para que nada quedara fuera de la ley. Asimismo, se argumentó la necesidad de que el Arzobispado y su ecónomo conocieran toda la información de la operación antes de recibir la cuantía como así se estipula y se relaciona a los ingresos externos fuera de los ordinarios ya que, como entidad religiosa, deben ser controlados.

Meses después, la división entre los miembros de junta se ha ido agravando. En cuanto al acuerdo con las Tres Caídas de Granada, todo quedó en barrena con vistas al día 30 de enero, fecha tope impuesta entre ambas partes para cerrar finalmente un acuerdo al que le han estallado las costuras.

Comunicado publicado por la Banda de las Tres Caídas de Granada en Facebook

Las últimas informaciones atribuyen a un último acuerdo en el que no iba a existir dinero alguno, ya que la formación musical nazarí acudía gratis a tocar el próximo Lunes Santo.

Por su parte, el hermano mayor de la hermandad, comenta que la banda que tocará el próximo Lunes Santo tras el paso de misterio será la de las Tres Caídas de Triana como lo viene haciendo desde los dos últimos años y «no había nada firmado. Por ello no entiende este comunicado emitido por la formación de Granada».

Por otro lado, el director de la banda José Miguel Zamorano declaró en Radio Granada sentir que «se están cebando con nosotros porque no somos de Sevilla», ya que «mientras contratar con hermandades de la provincia es sencillo existe una barrera para poder llegar a tocar en la capital durante la Semana Santa».

¿De dónde procede el dinero?

Con este suculento dinero en manos de Huertas González, una supuesta fundación que parece no tener ningún tipo de escritura, que iba a ser la encargada de realizar el pago y que con el sobrenombre de «Fundación Manuela», sería el conducto «legal» por el que el dinero pasara de manos y llegara finalmente a las arcas de la hermandad.

Todo esto es posible gracias a la gestión mercantil que desde 2015 viene desarrollando la banda granadina como entidad propia. Por su parte, es una de las grandes formaciones musicales de Andalucía Oriental. En el mes de septiembre del mencionado año, la banda se desvincula administrativamente de la hermandad que aún le sigue dando nombre y que mantiene una relación desde el año 2002.

Esta división vivió un cenit en la Cuaresma del pasado 2017 cuando la banda tocó en un mitin del Partido Popular de Granada presidido por el político Juan García Montero. Entonces, la hermandad de las Tres Caídas se desvinculó públicamente del acto a través de unna nota emitida en sus medios oficiales y que recogieron los medios de Granada.

Anteriormente, a finales de los años 90, también se llamó «María Santísima del Dulce Nombre», lo que le ocasionó problemas con la hermandad de Jesús Despojado de Granada por la utilización, sin el permiso de la corporación, del nombre de su titular mariana. Todo ello con el agravante de que gran parte de los componentes iniciales de la banda procedían precisamente de la banda de cornetas y tambores de Jesús Despojado de la ciudad nazarí.

¿Qué pasará con las Tres Caídas de Triana?

Por su parte, la banda de las Tres Caídas de Triana quiere mantenerse al margen de los acontecimientos que le afectan de forma directa. Fuentes del gobierno de la hermandad aseguran que la banda está en estos momentos en mitad del desarrollo de un contrato verbal que los une desde el ciclo que va de septiembre a junio de cada año. Dichos periodos van desde la salida en la cruz de guía de la Virgen del Rosario del Dos de Mayo de Mayo hasta la salida procesional de cada Lunes Santo. Por lo tanto, aún está en vigor el contrato.

Los miembros de la junta tienen previsto reunirse en la noche del viernes 19 de enero en cabildo de oficiales tras la misa de las 20:30 horas. En el mismo, se tratará este tema con gran profundidad para aclararlo en todo lo posible y en el que se pretende ratificar a las banda de las Tres Caídas de Triana tras el paso de misterio de la hermandad de Las Aguas.

Parece que este culebrón tiene sus horas contadas tras el revuelo formado en la jornada del 18 de enero. Dos bandas, y una hermandad afectadas por una negociación accidentada de poco más de tres meses y que, de haberse llevado a efecto, hubiera dinamitado el mercado del mundo de las formaciones musicales que participan en la Semana Santa.

Javier Comas

Javier Comas

Javier Comas

Últimas noticias deJavier Comas (Ver todo)