Los Gitanos festejó el día de la Natividad con la procesión de la Virgen de las Angustias

La dolorosa recorrió los aledaños del Santuario

Por  0:15 h.

El Santuario de los Gitanos registró un lleno absoluto durante la función que tuvo lugar en honor a la Virgen de las Angustias en el día de la Natividad de la Virgen. Tanta era la aglomeración que muchas personas tuvieron que quedarse fuera del templo a la espera de la salida de la dolorosa.

El prior de la iglesia conventual del Santo Ángel y director espiritual de los Gitanos, Juan Dobado, ofició esta eucaristía que sirvió como apertura de un nuevo curso en esta hermandad de la Madrugada.

Un entorno muy familiar alrededor de la Virgen que acudieron a acompañarla durante esta procesión conmemorativa del día de nacimiento de María, instalado en esta época por el inicio del año litúrgico bizantino.

Al término de la función, los hermanos procedieron a portar las andas para recorrer el entorno del Santuario. Como novedad estuvo el acompañamiento musical Guadalquivir, interpretando algunas piezas musicales como Reina de San Román o algunos cantos litúrgicos durante la procesión.

La Virgen caminaba lentamente para que todo aquel hermano que quisiera portar a la Virgen de las Angustias pudo hacerlo. Salió por la puerta principal y entró por la pequeña. Regresó al altar mayor junto al Señor de la Salud, dándose por concluida con el rezo de la salve.

Es la bienvenida que dan los hermanos de los Gitanos a sus titulares después del tiempo estival. Ahora, el futuro más inmediato pasa por la inauguración de su nueva casa, un sueño iniciado hace unos años y que será una realidad en este mes de septiembre.

La Virgen de las Angustias de los Gitanos / M. J. RODRÍGUEZ RECHI