Daniel Jiménez, autor del cartel; Juan Luis Vargas, hermano mayor; y Alberto Pérez, delegado municipal de Fiestas / A.H.

LEBRIJA

Los Gitanos de Lebrija celebra el 50 aniversario de la reorganización de la hermandad

La hermandad incluye entre sus actos por el 50 aniversario de su reorganización un concurso de dibujo e información en los colegios

Por  0:01 h.

Con la presentación del cartel anunciador del 50 aniversario de la reorganización de la hermandad de los Gitanos de Lebrija, la corporación inicia los actos oficiales de esta conmemoración cuyo calendario espera comenzar con la convocatoria de un concurso de dibujos entre los alumnos de Infantil y Primaria de la ciudad que incluye aportar información a los colegios sobre la hermandad, su historia y sus aspectos sociales y solidarios.

La organización del 50 aniversario se encuentra a la espera de la respuesta definitiva de las direcciones de los ocho colegios lebrijanos, que ya se mostraron receptivos a la propuesta, para concretar fechas. Los trabajos que participen en el concurso serán expuestos en una muestra colectiva. «Queremos acercar la hermandad al alumnado», reiteran los organizadores.

Desde los Gitanos se enmarca esta actividad con los escolares en «un proyecto importante encaminado a dar a conocer la hermandad y su funcionamiento». El calendario de actividades incluye cultos, procesión extraordinaria, ciclo de conferencias e iniciativas culturales y formativas con carácter social y solidario. Las beneficiarias del acto de caridad que asume el proyecto del aniversario serán las Hermanas de la Cruz, que recibirán una donación económica y los alimentos que se recojan en una campaña abierta a la ciudadanía.

También mediante un concurso público, la Antigua y Venerable Hermandad y Cofradía de Nuestro Padre Jesús del Ecce Homo, Nuestra Señora del Mayor Dolor y el beato Ceferino mártir ha elegido el cartel anunciador del 50 aniversario de su reorganización. Entre siete propuestas, la hermandad ha optado por la presentada por Daniel Jiménez, artista residente en Sevilla especializado en cartelería cofrade.

La obra muestra una imagen frontal del Cristo del Ecce Homo arropado por el manto de la Virgen del Mayor Dolor y enmarcadas las dos figuras de los titulares de los Gitanos por imágenes simbólicas como la ofrenda de un ángel de un clavel rojo, flor relacionada con los gitanos, o las bandas de romero que centran las imágenes protagonistas del cartel. Además, en la palabra «gitanos» al pie del cartel la «o» la conforma la rueda de un carro, haciendo referencia a la bandera de la etnia y a su tradición.

Es el primer trabajo de Daniel Jiménez para las hermandades de Lebrija. El autor señaló durante la presentación del cartel que «he querido reflejar con todos estos elementos tan significativos los 50 años de la reorganización de la corporación y unirlos para celebrar esta efemérides tan importante».

El momento álgido de la conmemoración será la salida extraordinaria en procesión del Ecce Homo, una vez que el Arzobispado de Sevilla lo ha autorizado. Tendrá lugar el 27 de octubre, pero antes, el día 20, el Cristo será trasladado en andas hasta la iglesia de San Francisco, templo elegido por la hermandad por su amplitud, dado que ni su sede canónica de la iglesia de Belén, ni la parroquia de Santa María de Jesús a la que pertenece reúnen las condiciones de espacio para acoger al numeroso público que los Gitanos espera para este acto.

El cartel del 50 aniversario de la reorganización de los Gitanos de Lebrija, obra de Daniel Jiménez

Nuestro Padre Jesús del Ecce Homo saldrá en procesión extraordinaria por las calles de Lebrija sobre el paso que luce todos los Miércoles Santos e irá acompañado de una amplia comitiva de hermanos en traje de chaqueta y hermanas con mantillas. La Banda de Música Amor y Sacrificio y la Agrupación Musical de la Humildad, ambas de Lebrija, se repartirán el recorrido que no se olvidará de parar en la parroquia de la Oliva y las iglesias de San Sebastián del Monasterio de la Inmaculada Concepción y de Santa María de Jesús, todas antiguas sedes de la hermandad de los Gitanos de Lebrija.

Del castillo a Belén

A mediados del siglo XVII ya era venerado el Cristo del Ecce Homo en una capilla de la ermita del Castillo, donde figuraba una cofradía del mismo nombre y que en el siglo XVIII salía en procesión el Domingo de Ramos. A finales del siglo XIX dejó de salir en hasta que en 1941 realiza una estación de penitencia que no tuvo continuidad en los años posteriores. La reorganización de la hermandad se produce en 1968 con lo que vuelve a salir en procesión en 1969, una vez que se restauró la imagen del Ecce Homo. Ese año salió desde la parroquia de la Oliva, templo mayor de Lebrija, y le acompañó la Virgen de la Victoria de la hermandad de la Humildad. Como seña de identidad, los penitentes iban ataviados con capa española hasta 1979 en que vuelven al hábito nazareno en cumplimiento de las reglas aprobadas por el Arzobispado en 1978. Desde 1971, con sede en el convento de las monjas concepcionistas, procesiona con la Virgen del Mayor Dolor. Ese año cambió la salida a Miércoles Santo. Desde 1983, la sede canónica de la hermandad de los Gitanos de Lebrija es la iglesia de Belén.