Los Negritos corona hoy a la Virgen, un hito en sus 625 años de historia

En una procesión sin multitudes, la dolorosa llegó a la Catedral, donde el arzobispo le impondrá la presea en un acto concedido por la Santa Sede

Por  1:15 h.

Han pasado seis siglos y un cuarto para que la antigua hermandad de los Negros de Sevilla celebre uno de los hitos más importantes para cualquier cofradía. Este sábado, a las 11 horas, en el primer templo de la ciudad, será coronada la Virgen de los Ángeles. Y no será una coronación cualquiera. El arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo, que es el hermano mayor efectivo de la corporación y el número 1 en la nómina, ha querido elevar este privilegio a rango pontificio, es decir, que está autorizado por la Santa Sede.

Aquella hermandad fundada por un príncipe de la Iglesia en un hospital para negros en la periferia de la antigua muralla, y donde los esclavos podían convivir sin las cadenas de la vida cotidiana de una Sevilla que tan sólo llevaba un siglo acristianada, vivirá hoy uno de los días más importantes de su legendaria historia. Es el reconocimiento a una devoción por la que algunos llegaron a vender su libertad para salvarla de la penuria. Un amor centenario que ha sabido sobrevivir hasta nuestros días con una piel distinta pero llevando por dentro ese luto que es esencia de aquella cofradía. Una hermandad a la vanguardia, como simboliza el palio modernista que ayer fue llevado hasta la Catedral, el lugar donde está enterrado su fundador, el arzobispo Gonzalo de Mena.

Apenas un mes después de aquel Jueves Santo tormentoso, donde una tromba de agua e incluso hielo dejó sin salir a la cofradía, la hermandad se resarció con una jornada de temperaturas más que agradables. Era viernes, tan sólo una semana después de la Feria, por lo que se esperaba que no fuera una procesión multitudinaria. Se cumplieron los pronósticos. La ciudad acompañó a la Virgen de los Ángeles hasta la Catedral, pero hubo huecos, lo que permitió que se disfrutara aún más de la naturalidad con la que los Negritos ha organizado estos actos centrales por la coronación pontificia de la dolorosa.

Salía minutos después de las siete el paso de palio desde la parroquia de San Roque. Volvió a cruzar ese dintel de medio punto más de medio siglo después, y el sol de este mayo que ayer marceó iluminó los bordados recién restaurados del palio más original de la ciudad. Iba sin corona, en una estampa para el recuerdo. Sonaban los «Angelitos negros» de Antonio Machín, que allí estaba mirando la escena en su estatua, y la Virgen de los Ángeles llegaba hasta las jambas de su capilla, para saludar al Cristo de la Fundación. En las amplitudes de Recaredo, el público escaseó. Pero aquello cambió cuando cruzó la Puerta de Carmona. Entraba en el casco histórico cuando el sol se iba poniendo por poniente, en esa larga recta que conduce de San Esteban a la Alfalfa, pasando por la plaza de Pilatos y la calle Águilas, donde la recibieron las clarisas de Santa María de Jesús, las madrinas de la coronación. El ocaso llegó en la Alfalfa. Iba la Virgen con compás. Se echaba de menos esa alegría en el andar de este paso, más aún si la procesión es de gloria. Por eso, sonaba «Triana de Esperanza» en la Cuesta del Rosario y la Virgen daba pasitos atrás.

El diputado miraba la hora. «Vamos tarde». Por eso, en Francos, ya con la noche encima, el paso recupera espacio y cruza las estrecheces con maestría. Los Santizo encienden la candelería. Su trabajo le costó por el aire.

Se acercaba a la Catedral y, en la Cuesta del Bacalao, una petalada y «Campanilleros». De nuevo, pasos atrás. Esta vez eran los costaleros del crucificado, que también saben hacerlo. El paso se arriaba en el altar del Jubileo minutos antes de la medianoche de este 18 de mayo. Historia de una hermandad histórica.

La Virgen de los Ángeles de los Negritos pasando por Francos de camino a la Catedral / J. MACÍAS

La procesión de vuelta saldrá a las 17.15 horas de la Catedral

La procesión extraordinaria de regreso de la Virgen de los Ángeles a la capilla saldrá a las 17.15 horas. Partirá desde la Catedral por la puerta de San Miguel, continuando por la avenida de la Constitución, Fray Ceferino González, plaza del Triunfo (17.45 horas), plaza Virgen de los Reyes (18.30 horas), Cardenal Amigo Vallejo, Alemanes, Hernando Colón, plaza de San Francisco, Plaza Nueva – Ayuntamiento (19.30 horas), Tetuán, Jovellanos, Sierpes, Sagasta, plaza del Salvador (21 horas), Villegas, Cuesta del Rosario, plaza de la Pescadería, Ángel María Camacho, plaza de la Alfalfa (22.15 horas), Odreros, Boteros, Salés y Ferré, plaza del Cristo de Burgos (22.40 horas), Dormitorio, Alhóndiga, plaza de San Leandro (23 horas), Cardenal Cervantes, Santiago (23.30 horas), Muro de los Navarros, Guadalupe, Recaredo y entrada a las 1 horas.

Más de mil joyas para la corona

La corona que el arzobispo de Sevilla impondrá hoy a la Virgen de los Ángeles será la que talló Manuel Román Seco en 1970, bajo diseño de Juan Miguel Sánchez. La presea, para la ocasión, se ha enriquecido con 1.184 piedras preciosas donadas todas por los hermanos de la corporación. Los trabajos los ha realizado el joyero cordobés Miguel Ángel Cerezo, que ha insertado brillantes que proceden Amberes, mientras que las circonitas que han sido importadas desde Alemania. El joyero tuvo que buscar en la India un bloque de turquesa que garantizara la misma tonalidad azul de la pedrería.

Javier Macías

Javier Macías

Coordinador en Pasión en Sevilla
Redactor de ABC. Coordinador de Pasión en Sevilla