Joaquín Serrano sostiene la primera foto de la Virgen de Guadalupe tras ser bendecida / JOSÉ JAVIER COMAS RODRÍGUEZ
Joaquín Serrano sostiene la primera foto de la Virgen de Guadalupe tras ser bendecida / JOSÉ JAVIER COMAS RODRÍGUEZ

50 AÑOS DE GUADALUPE

Los papeles perdidos de Guadalupe

Joaquín Serrano donó de su propio bolsillo a la Virgen de Guadalupe para las Aguas. Desde 1993 es mayordomo honorario, guardando consigo tesoros únicos de la dolorosa del Arenal que ahora celebra su 50 cumpleaños

Por
Actualizado:

La Virgen de Guadalupe celebra este fin de semana su 50 cumpleaños. En la parroquia del Sagrario recuerdan este fin de semana aquel 19 de febrero de 1967 con un besamanos extraordinario con la memoria puesta en su llegada a San Bartolomé.

Joaquín Serrano es el último «padre» de la Junta de Gobierno que la trajo a las Aguas. Era mayordomo en 1966 cuando la hermandad residía en la parroquia de la judería. Desde su casa en la calle Justino Matute recuerda entre papeles y fotografías únicas los años decisivos que ahora se celebran. Documentos inéditos, imágenes originales y toda una vida junto a la que sería desde entonces el nuevo símbolo irremplazable de los hermanos de las Aguas.

Dolorosa de Juan Abascal que la hermandad de las Aguas rechazó

Dolorosa de Juan Abascal que la hermandad de las Aguas rechazó

Mientras revisa cada testimonio gráfico, Serrano recuerda que «la Virgen llegó tras una labor ardua». Juan Delgado Alba era entonces el hermano mayor y «estábamos buscando una Virgen para un paso de palio. Vimos una que hizo Dubé de Luque, no nos gustó; Juan Abascal nos enseñó otra imagen y tampoco nos agradó; estuvimos en San Ildefonso viendo la Virgen de los Dolores y el cura nos dijo que ‘ni hablar’». Paso el tiempo y «un día se presentó en San Bartolomé un chaval que tendría unos 17 años, era Luis Álvarez Duarte. Habló con el sacristán de entonces que se llamaba Pepe Calvo Méndez para preguntarle si la hermandad de las Aguas estaba buscando una Virgen para el paso de palio. Le contestó que sí».

A renglón seguido, «cogieron la moto Lambretta que tenía el sacristán y se presentaron en su taller de San José Obrero, vieron la Virgen, le gustó y pidió una fotografía que le hizo Fernand en el estudio». Tras ello, dicha estampa desencadenaría todo lo que vino a continuación. «Calvo fue a ver al hermano mayor que estaba en la plaza de Cuba, trabajaba en la compañía de seguros Wintentur, se la mostró y quedó sin palabras».

La junta de gobierno de las Aguas que adquirió a la Virgen de Guadalupe

La junta de gobierno de las Aguas que adquirió a la Virgen de Guadalupe

10.000 pesetas para traer a Guadalupe

Semanas después la junta se trasladó al taller. «La vi y me maravilló. Le dije a Juan Delgado que ‘esta imagen tenía que ser para nosotros’». Luis puso precio a la imagen. «Quería 12.000 pesetas pero dijo que si salía bajo palio la dejaba en 10.000». Recuerda las dificultades económicas que estaba pasando la hermandad entonces. El dinero era un escollo importante y la operación podía correr peligro. Serrano recuerda emocionado que «mi amigo Francisco Mesa García y yo no lo pensamos. Decidimos comprarla y donarla a la hermandad». Aquel gesto supuso la definitiva llegada de Guadalupe, la Virgen niña ya tenía nueva casa.

Documento firmado del día de la entrega de la Virgen a las Aguas

Documento firmado del día de la entrega de la Virgen a las Aguas

Meses después se produjo el cabildo de hermanos. Cuando la vieron por primera «solo hablaban maravillas». La junta barajaba los nombres de ‘Humildad’ y ‘Oliva’ «pero no gustaban al párroco Salvador Díaz Luque. A continuación, habló Pedro Marco Bustamante, hermano y el ‘Monchi’ del Sevilla por aquel entonces, para proponer el nombre de ‘Guadalupe’. Le gustó bastante al párroco y salió elegido».

El pago de Luis Álvarez Duarte

Era el momento de trasladar a Guadalupe hasta su nueva casa. Serrano conducía el coche, «una furgoneta Citroen propiedad de un cuñado mío. ¡No una de Correos como dicen por ahí!». Desde San José Obrero viajó para quedarse en San Bartolomé.

Convocatorio de cabildo a los hermanos de las Aguas donde se aprobaría la llegada de la nueva dolorosa

Convocatorio de cabildo a los hermanos de las Aguas donde se aprobaría la llegada de la nueva dolorosa

Recuerda entre sonrisas el pago del joven Álvarez Duarte. «Se presentó muy temprano en mi despacho de Telégrafos en la Avenida de la Constitución el día después de entregar a la Virgen. Ya tenía preparado 10 billetes de 10.000 pesetas, subió las escaleras corriendo para cobrar, era un chiquillo por aquel entonces. Llegó la bendición y la hermandad quiso saldar su deuda con él «entregándole un sobre con 2.000 pesetas que es lo que pidió al principio».

Llegó el Lunes Santo de 69 cuando salió por primera vez. Recuerda que «hacía meses que se había muerto mi padre y fue emocionante. Era un deseo que tenía desde que entré en la hermandad: tener un paso de palio como tenían las hermandades de Sevilla. Salimos con todo prestado, solo teníamos la parihuela que se hizo de una obra de un edificio de Santa Catalina». La historia de un hecho que cumple 50 años.

Recibo original del pago de la Virgen de Guadaluoe

Recibo original del pago de la Virgen de Guadalupe

El hombre clave

Joaquín Serrano es el último eslabón vivo de los protagonistas de la compra de la dolorosa. Nació en Huelva para trasladarse muy joven a Sevilla cuando trasladaron a su padre que trabajaba en Telégrafos. Es hermano desde 1949, «tres compañeras de mi colegio, la Escuela Francesa, eran hijas del hermano mayor de las Aguas. No me hice antes porque la hermandad no dejaba apuntarse a niños».

Joaquín Serrano lee el ABC del día posterior a la bendición / JOSÉ JAVIER COMAS RODRÍGUEZ

Joaquín Serrano lee el ABC del día posterior a la bendición / JOSÉ JAVIER COMAS RODRÍGUEZ

Mayordomo honorario desde el año 1993, ha sido también hermano mayor y teniente. Su mujer , ya fallecida, fue nombrada camarera honoraria; «la primera que tuvo la Virgen junto a la esposa de Francisco Mesa». Su hija, Ana María, ha ejercido el puesto durante décadas.

Conserva entre sus tesoros el recibo original del pago de la Virgen, la fotografía salida de la cámara de Fernand que ilustró el día de la bendición, el documento que certifica la entrega de la dolorosa y multitud de imágenes de aquel 19 de febrero de 1967.

Joaquín Serrano es historia imborrable de la hermandad, el hombre que lucho para que Las Aguas sea lo que es, el verdadero valedor de la Virgen de Guadalupe que hoy cumple 50 años.

Joaquín Serrano junto al párroco de San Bartolomé en la primera salida de Guadalupe

Joaquín Serrano junto al párroco de San Bartolomé en la primera salida de Guadalupe

Citación al cabildo para aprobar la nueva dolorosa de las Aguas

Citación al cabildo para aprobar la nueva dolorosa de las Aguas

Descripción artística de la Virgen de Guadalupe firmada por Luis Álvarez Duarte

Descripción artística de la Virgen de Guadalupe firmada por Luis Álvarez Duarte

Página de ABC de Sevilla del 20 de febrero de 1967 donde se cuenta la bendición de la Virgen de Guadalupe

Página de ABC de Sevilla del 20 de febrero de 1967 donde se cuenta la bendición de la Virgen de Guadalupe

Virgen de Guadalupe el día de su bendición en San Bartolomé

Virgen de Guadalupe el día de su bendición en San Bartolomé

Serrano conserva en esta tirada las únicas fotografías que existen d ela bendición de la Virgen de Guadalupe

Serrano conserva en esta tirada las únicas fotografías que existen d ela bendición de la Virgen de Guadalupe

Primera salida de la Virgen de Guadalupe

Primera salida de la Virgen de Guadalupe

Javier Comas

Javier Comas

Javier Comas

Últimas noticias deJavier Comas (Ver todo)