La capilla de los Marineros, de la Esperanza de Triana, en su reapertura del 11 de mayo / MANU GÓMEZ

Los planes de la Esperanza de Triana de cara a la «nueva normalidad»

El hermano mayor, Sergio Sopeña, ofrece las claves del gran culto que celebrará la hermandad en la llegada de la fase 2 de la «desescalada»

Por
Actualizado:

Los primeros días de apertura de la capilla de los Marineros con la llegada de la fase 1 de la «desescalada» llegan a su fin con la cercanía de la fase 2 que, si todo va bien, eliminará algunas restricciones en el acceso a espacios como en este caso, las iglesias. El templo trianero ha sido uno de los más visitados por los devotos desde que reabriera sus puertas el pasado 11 de mayo. Con únicamente el 30% del aforo permitido, los lugares de culto pasarán al 50% el lunes 25 de mayo. Este hecho, permitirá a las hermandades relajar sus actuales medidas de distanciamiento y ampliar su oferta cultual.

Así, la Esperanza de Triana ya tiene puesto sus ojos en el próximo gran culto marcado en el calendario: la función conmemorativa por el XXXVI aniversario de la coronación pontificia de la dolorosa trianera. Prevista para el 2 de junio, el hermano mayor, Sergio Sopeña, ya ha avanzado algunas claves de como será este culto que se celebrará en la fase 2.

En el programa Casa Hermandad de Blogosur TV, Sopeña comentó que «pesar de que tendremos aún las restricciones de acceso para esa fecha, los priostes están preparando un altar especial para que todos los hermanos y devotos se puedan acercar». Será la gran puesta de largo de una iglesia que «vuelve a la vida», como la hermandad anunció en su spot de reapertura. Así, en la Esperanza de Triana «poco a poco vamos recuperando la normalidad. Han sido días en los que se ha tenido que organizar la reapertura del templo organizando las colas esperables en los primeros días. Todo ha ocurrido con normalidad», espetaba el hermano mayor.

Por otro lado, esta reapertura solo se ha hecho con el público de la provincia de Sevilla, ya que hasta el final de estas fases de la «desescalada», los movimientos interprovinciales no justificados aún no están permitidos. Por ello, ahora «solo las personas que están visitando la capilla de los Marineros son los hermanos y devotos que residen en Sevilla. Cuando eso sea posible, esperaremos otro aluvión de visitantes», vaticinó Sopeña.

Gel hidroalcólico en la entrada de la Esperanza de Triana / MANU GÓMEZ

El luto de la Esperanza

La reapertura de la capilla de los Marineros ha estado marcada por una imagen: la Virgen de la Esperanza vestida de luto por las víctimas del Covid-19. Sopeña aseguró que «fue una propuesta personal que le hice a la junta de gobierno», porque «no solo hay que tener en cuenta las casi 30.000 personas fallecidas en nuestro país, sino las más de 300.000 en todo el mundo». El hermano mayor recalcó que «esta tragedia, si echamos la vista atrás, tiene el precedente más cercano en las grandes guerras europeas o la Guerra Civil española. Entendíamos que era el momento de mostrar un respeto a ellas y, en especial, por los hermanos que han muerto durante esta pandemia»..

La Esperanza de Triana, de luto, por las víctimas del coronavirus / MANU GÓMEZ

Caridad y patrimonio

Del mismo modo, Sopeña apuntó que «en los primeros días -del estado de alarma- hubo un aluvión de peticiones de personas que se sentían desasistidas. En todo momento, la hermandad, a pesar del confinamiento, llegamos a un acuerdo con los servicios sociales del Ayuntamiento para poder asistir a todas aquellas personas que nos han sido derivadas desde el Consistorio, a parte de las que ya atendíamos».

Esta asistencia a la caridad se contrapesa estos días con la paralización de proyectos patrimoniales en las hermandades, en detrimento de la caridad. Por ello, en cuanto aún «desconoce que harán», ya que «en los momentos en que vivimos, eso no está dentro de las preocupaciones de la junta de gobierno y de los hermanos de la Esperanza de Triana. Lo que sí sabe esta hermandad es lo que no vamos a dejar de hacer: la labor asistencial». Por ello, «la hemos intensificado. Aquellos proyectos más lejanos que se puedan hacer (en cuanto a patrimonio), se llevarán a cabo. Y si no, las siguientes juntas lo harán», aseguraba Sopeña.

Esta entrevista también abordó el asunto del dinero de las sillas de cara a la reunión convocada, en el Alcázar de Sevilla, por el Consejo de Cofradías con los hermanos mayores el 26 de mayo. A esta cita, «la Esperanza de Triana acudirá como otra hermandad más. Una vez que se presente el proyecto del Consejo, obraremos en consecuencia con el plan de viabilidad que se ofrezca en esta reunión».

 

Javier Comas

Javier Comas

Javier Comas

Últimas noticias deJavier Comas (Ver todo)