Los titulares de Bellavista se trasladan por primer vez a la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús

Su templo será derrumbado para iniciar la construcción de uno nuevo

Por  0:24 h.

El Señor de la Salud y Remedios, y la Virgen del Dulce Nombre ya están en la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús. La imágenes fueron llevadas en la tarde noche del sábado 15 de junio, con motivo de las obras que van a realizarse en su sede canónica.

Una iglesia que va a ser derrumbada al completo para ser levantado uno nuevo. Además, en esta nueva construcción se aprovechará la casa colindante con el fin de efectuar actividades parroquiales. Se estima que la obra tenga una duración de unos once meses de duración, por lo que la conclusión estará cercana a la Semana Santa de 2020.

La hermandad descartó hace unos días a Pasión en Sevilla, que no podrá realizar su estación de penitencia desde la sede provisional a la que ha sido trasladada por motivos de espacio. De hecho, cuando las imágenes han entrado en la parroquia del Sagrado Corazón, el Señor ha tenido que echar a tierra y la Virgen apenas pudieron suspenderla del suelo para poder entrar.

En caso de no estar acabada la nueva iglesia o de no estar acondicionada para salir, la corporación tendrá que instalar una carpa con los pasos el Viernes de Dolores de 2020.

Traslado

Por primer vez, los titulares de la hermandad de Bellavista están por primera vez en esta parroquia, pero sí la visitan cada Viernes de Dolores. Es su otra casa, tal y como ha indicado el párroco a la entrada. Por tanto, una estampa inédita en este barrio. Como también ha sido admirar al Señor de la Salud y la Virgen del Dulce Nombre junto al Cristo de las Misericordias, talla que es titular de la hermandad de penitencia de Valme, la última hermandad inactiva a la que le fueron retiradas las reglas.

En unas dos horas se ha efectuado este traslado que comenzó tras la celebración de la última eucaristía llevada a cabo en su sede canónica. La próxima será cuando el nuevo templo esté levantado.

 

Los titulares de Bellavista / M. RODRÍGUEZ RECHI