Los titulares del Calvario / M . J. RODRÍGUEZ RECHI

Los titulares del Calvario, en el altar mayor de la Magdalena

La hermandad ha iniciado la segunda fase de restauración de la capilla en la que permanece desde 1927

Por  0:16 h.

El Cristo del Calvario, la Virgen de la Presentación y San Juan Evangelista recibirán culto hasta el mes de septiembre en el altar mayor de la parroquia de Santa María Magdalena, debido al inicio de la segunda fase de restauración de la capilla, que en su día perteneció a la Orden Tercera en el antiguo convento de San Pablo.

La hermandad del Calvario anunciaba hace pocas semanas que iba a acometer la segunda parte de la rehabilitación de la capilla en la que reside desde 1927 en la parroquia de Santa María Magdalena. En esta intervención acometerá el arreglo de las pinturas murales, aprobado por el cabildo de oficiales el pasado 20 de marzo. Ahora, tras la aprobación por parte de patrimonio, el Calvario tiene vía verde para culminar la restauración de su capilla, iniciada el pasado año el retablo y la reja.

Estos trabajos, al igual que la primera fase, serán sufragados por la propia hermandad y la colaboración voluntaria de varios hermanos y devotos de los titulares de la hermandad del Calvario.

Contarán con el trabajo de las restauradoras Ana Marín, Nieves Álvarez y Teresa González, personas que también participaron en la restauración del retablo y la reja de la capilla. La intención de la hermandad es que comiencen en los meses de verano, y los gastos serán sufragados por la hermandad y por la ayuda de los hermanos.

La Delegación del Gobierno de la Junta en Sevilla señaló en un comunicado que la capilla está decorada con un conjunto de pinturas murales datadas en el primer tercio del siglo XVIII y atribuidas al taller de Lucas Valdés. Las yeserías y las pinturas sobre tablas también están fechadas en el mismo siglo y son de autores desconocidos.

De los daños que presentan los elementos a intervenir, han resaltado las pinturas murales, que en las zonas inferiores «destaca la presencia de bolsas o lascas de diverso tamaño de pintura en riesgo inminente de caída y de pérdida de las mismas, debido a la falta de cohesión del estrato pictórico al enlucido como consecuencia de la pérdida de poder adhesivo del aglutinante pictórico”.

Por otra parte, indicaron que se observa la pérdida de una gran superficie pictórica, especialmente grave en las escenas de los santos, que dejan ver el enlucido, «todo ello debido a patologías como consecuencia del uso de la capilla para sus fines devocionales y de culto como depósitos de hollín y ceras provocados por la combustión de velas y nubes de incienso, que han provocado la aparición de manchas de color oscuro».

También apuntaron que en cuanto a las yeserías, las principales patologías se deben al deterioro natural de los materiales constitutivos, destacando sobre todo la pérdida de piezas que conforman su talla o volumetría. Las pinturas sobre tabla presentan pérdida de soporte, abertura de ensambles y el debilitamiento debido a los movimientos naturales y al ataque de insectos xilófagos, ha explicado.

Capilla

 

En 2017, el Calvario acometió la primera de las fases con los trabajos de conservación del retablo y la reja de la capilla. Carlos Peñuela, Ana Marín, Nieves Álvarez y Teresa González fueron los encargados de recuperar el esplendor de esta obra atribuida a Cristóbal de Guadix en 1707.

En Pasión en Sevillate ofrecemos de nuevo, un reportaje explicativo de la restauración del retablo donde reciben culto el Cristo del Calvario, la Virgen de la Presentación y San Juan Evangelista.

Noticias relacionadas

El retablo del Calvario recupera el brillo perdido durante siglos

Patrimonio aprueba la restauración de la capilla de El Calvario de la Iglesia de la Magdalena

El Calvario restaurará las pinturas murales de la capilla