Los últimos mantos restaurados

Los últimos mantos de salida restaurados

Las hermandades continúan apostando por el mantenimiento del patrimonio

Por  0:30 h.

Afortunadamente, las hermandades están apostando en estos últimos años por la conservación y mantenimiento de su patrimonio. Tienen como objetivo recuperar el mayor esplendor de sus obras, quedando atrás esos valiosos tesoros que han emigrado a otras tierras.

También esto es acción social, ya que estas labores dan de comer a muchas familias. Por eso cualquier hermandad, está en una constante labor caritativa, no cesan en darlo todo por quién lo necesita y por mantener una gran cantidad de oficios.

En el ámbito del bordado, son varios los mantos de salida, auténticas joyas que han sido intervenidas durante el siglo XXI. La más reciente, el manto de la Virgen de los Ángeles de la hermandad de Los Negritos, restaurado por el IAPH (Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico). Otra obra que también podrá admirarse por las calles de Sevilla en la próxima Semana Santa será el de la Virgen de la Caridad del Baratillo.

Pero esto no queda aquí. Una de las corporaciones que va a recuperar su manto en próximas fechas es el de la Virgen del Dulce Nombre, enmarcado dentro de los siete proyectos de conservación previsto en el actual mandato de Manuel Casal.

Los Negritos

El manto de los Negritos restaurado / JMR

El Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico daba a conocer el pasado martes, el nuevo estado de una auténtica joya del bordado sevillano, el manto de la Virgen de los Ángeles. Nueves meses para dar el mayor esplendor  a esta obra de 1961 diseñada por Juan Miguel Sánchez y bordado por las Monjas Trinitarias.

Intervención realizada con la finalidad de garantizar su perdurabilidad en el tiempo. Tras la aspiración de partículas y elementos depositados en la superficie, se procedió a la eliminación de los restos de cera. Por último, se fijaron hilos y elementos sueltos y se consolidaron zonas con pérdidas empleando soportes locales para su integración óptica. Todos los materiales empleados (tejidos e hilos de seda) fueron teñidos convenientemente con tintes sintéticos en el propio taller y siguiendo los protocolos y fórmulas establecidos para cada caso.

Este manto fue diseñado en 1958 por Juan Miguel Sánchez y confeccionado por las Trinitarias durante tres años, siendo estrenado en la Semana Santa de 1961.

Vino a sustituir al antiguo manto de Juan Manuel Rodríguez Ojeda de 1916, de terciopelo azul y bordado en hilo de oro. Actualmente lo porta la Virgen de las Misericordias de la hermandad de San Juan de Écija. El actual manto destaca por la personalidad que le atesora con elementos decorativos florales y vegetales en estética modernista.

La Hiniesta

Trasera del paso de palio de la Hiniesta / J. J. COMAS

Con motivo del 450 aniversario fundacional de la hermandad de La Hiniesta, la corporación apostó por recuperar los bordados de su paso de palio, meses antes de efectuar la primera salida extraordinaria con la dolorosa en toda su historia. Intervención acometida en el techo de palio, saya y manto, por Manuel Solano.

El manto de salida que contiene al igual que el techo de palio, bordados sobre terciopelo azul con pasamanería de plata, confeccionado por Juan Manuel Rodríguez Ojeda, ofrecía un color muy negro y desgastado.

Al manto se le realizó una profunda limpieza.

Juan Manuel Rodríguez Ojeda fue quién diseñó este palio. Una de las personas que revolucionó la Semana Santa, quizás más reconocido por su labor en La Macarena, pero lo cierto y verdad es que estuvo muy vinculado a su hermandad de La Hiniesta. El palio de azul y plata, tan característico en esta cofradía, como personal.

La Macarena

Las claves de la Madrugada 2013

El manto tisú de la Macarena

Hace cuatro años, la hermandad de La Macarena acometió la restauración del manto tisú, —uno de los tres de salida que su titular puede procesionar—. Es una obra recuperada tras cinco años de restauración e investigación en el taller de Fernández y Enríquez.

El manto es de Juan Manuel Rodríguez Ojeda entre 1929 y 1930. Por intervenciones anteriores, quedó modificado el manto con respecto al diseño original. Se conocen dos, una en el taller de Esperanza Elena Caro en el 79 y otra en el de Teresa Enríquez en el 94, aparte de existir otra no documentada. Se repusieron piezas perdidas y se le efectuó un proceso de limpieza y consolidación de los lugares deteriorados del manto, añadido al nuevo tisú verde. Estas labores se han llevado a cabo a través de una colección de fotografías, gracias al trabajo de Rafael de Rueda.

San Isidoro

Semana Santa de 2012: El palio de la Virgen de Loreto recobra su esplendor

EL manto de salida de la Virgen de Loreto

Otra de las importantes piezas del bordado sevillano ha sido la recuperación del manto de salida de la hermandad de San Isidoro. Una de las corporaciones más ricas en patrimonio. Casi dos años permaneció Jesús Rosado con este manto. Se pasó a nuevo soporte y se sanearon todas y cada una de las piezas que estaban deterioradas por el paso del tiempo y uso.

El manto de salida de la Virgen del Loreto de la hermandad de San Isidoro fue realizado en el año 1931 por las hermanas Pilar y Amelia Granados Vázquez y diseñado, al igual que el palio, por Francisco Ruiz. Mientras la intervención, este palio dejo una histórica imagen, ya que portó uno de los mantos de salidas de la Virgen de la Salud de San Isidoro. Una pieza enmarcada dentro de la denominada Domus Aurea, casa de oro, como es llamado al portentoso palio de San Isidoro.

La Exaltación

Jesús Rosado dará hoy conocer la restauración del manto de la Virgen de las Lágrimas

El manto de la Virgen de las Lágrimas

Una de las recuperaciones más costosas de todas, sucedió con el de la Virgen de las Lágrimas de La Exaltación. Restauración de larga duración y compleja, en el que fue necesaria la combinación de la artesanía con la tecnología informática de última generación. 

Casi siete años de trabajo. Desde hace décadas, estuvo descompuesta a causa de una intervención llevada a cabo por las monjas del Convento de Santa Isabel en 1966. Éstas, no sólo cambiaron el soporte de terciopelo tradicional por un tisú azul grisáceo sino que desordenaron las piezas y el dibujo original de la prestigiosa dibujante Herminia Álvarez Udell quedó desfigurado. Una pieza que fue pasada de su terciopelo original, de color azul, a un tisú de color grisáceo en Santa Isabel.

Jesús Rosado acudió a Rafael de Rueda, que a través de la informática logró reconstruir el diseño de 1919. Una labor consistente en calcar las piezas del manto para su posterior escaneo digital. Todo un avance, ya que fue que se combina la tecnología y la tradición artesana en una restauración de estas características. Una de las joyas que nació en el taller de Hijos de Miguel Olmo y diseñado por Herminia Álvarez Udell

Una década, donde La Exaltación restauró la mayor parte de su patrimonio, desde los titulares, pasando por el palio, el paso del Señor.

Los Gitanos

La Virgen de las Angustias lucirá el manto de la Coronación en la salida extraordinaria

El manto de la Virgen de las Angustias

Ell manto azul pavo de la Virgen de las Angustias de Los Gitanos ha sufridos dos intervenciones en la última década. No es el único que posee, ya que cuenta con otro de color burdeos, donado por la Duquesa de Alba.

El taller de Fernández y Enríquez restauró la obra del primitivo manto en 2008. Además, se confeccionó un dibujo del manto tal y como se encontraba antes de iniciar los trabajos de recuperación.

Las piezas estaban en un estado de oxidación, con varias zonas rozadas, dando lugar a la pérdida del metal, y a la aparición de la seda. Se trata de un manto confeccionado en 1961,bordado en oro sobre terciopelo azul pavo, ejecutado en el taller de Carrasquilla.

A lo largo de la historia ha tenido varias intervenciones como la de 1988. En el taller de Francisco Carrera Iglesias “Paquili”, finaliza el arreglo del manto de salida de la Virgen de las Angustias de los Gitanos mediante una limpieza y la sustitución de una nueva blonda realizada por Alfonso Aguilar Martín, bajo el diseño conocido como de “conchas”, echa a manos mediante encaje de bolillos.

San Roque

Manto de la Virgen de Gracia y Esperanza / HDAD. SAN ROQUE

Leve intervención pero necesaria la acometida en el manto de la Virgen de Gracia y Esperanza. Llevada a cabo en el taller de Brenes en 2006. Los bordados se limpiaron y se restauraron algunos zonas que estaban en mal estado de conservación, sin necesidad de pasarlo a un nuevo terciopelo.

Salido del taller de Esperanza Elena Caro en 1965, bajo el diseño de Antonio Garduño. Una donación realizada por la familia Hoeffer Herrera.

La Amargura

Las mejores obras de la Semana Santa: los bordados según Paleteiro

El manto de la Virgen de la Amargura

Coincidiendo con el cincuenta aniversario de la coronación canónica de la Virgen de la Amargura, la hermandad decidió restaurar esta obra en el taller de José Ramón Paleteiro. Un informe demostró el desgaste del terciopelo carmesí, siendo las zonas de relieve del bordado las más castigadas, ya que el hilo metálico que las cubría ha dejado el relleno de la base expuesto al roce y consiguiente desgaste. Por otro lado, disponía de pieza rotas y desgarros.

El autor de esta joya es Juan Manuel Rodríguez Ojeda, estrenado en la Semana Santa de 1927 y pasado a finales de los años sesenta del siglo pasado por Carrasquilla.

Esperanza de Triana

Una las piezas de mayor valor del patrimoniode la hermandad de la Esperanza de Triana, elaborado en el taller de Caro en 1947 bajo el diseño de José Recio. Está bordado sobre terciopelo verde y oro a realce con sedas naturales, destacando el escudo corporativo en el centro del manto.