Manuel Cuevas, cantando en La Campana
Manuel Cuevas, cantando en La Campana

Manuel Cuevas: Así es el artista que cantó una saeta ante el Rey Felipe VI

Manuel Cuevas, natural de Osuna pero muy apegado a Sevilla, cantó este Lunes Santo a la Virgen del Rocío ante el Rey Felipe en La Campana

Por  4:01 h.

Su Majestad el Rey Felipe VI estuvo este Lunes Santo en Sevilla y aprovechó para ver la Semana Santa de la ciudad. Vio el paso de Santa Genoveva desde la Plaza de España, estuvo en el Museo, en Santa Marta y, en el palquillo de la Carrera Oficial, presenció la saeta del cantaor Manuel Cuevas.

Este artista flamenco, natural de Osuna empezó a trabajar como albañil y en el campo. Pero con 18 años decidió que lo suyo era el cante y que, además, era especialmente bueno con las saetas. Ha cantado en festivales flamencos pero también en otros solidarios. Y ha emocionado con su voz en su Osuna natal, en Málaga y también en Sevilla. Especialmente recordada es su saeta de 2013 a la Macarena en la Campana. «El revuelo que, a continuación, se formó, es algo que nunca hubiese imaginado y que siempre recordaré y tendré muy presente», recuerda.

Por delante de la saeta a la Macarena quedará la de esta Semana Santa a la Virgen del Rocío de la hermandad del Beso de Judas. No tanto por la imagen o el lugar sino por el espectador de excepción: el Rey Don Felipe.

Los inicios en Osuna

Desde Osuna, Cuevas recuerda cómo la devoción de su familia hacia la Virgen del mayor Dolor marcó su infancia y lo que sería su carrera: «El arte siempre me rondó muy de cerca. Era pequeño cuando mi padre y mis tíos, costaleros de la Virgen del Mayor Dolor, le cantaban desde las entrañas del paso».

Pronto pensó que lo que hacía en el campo o como albañil no era lo suyo. Quería cantar. «Comencé a participar en festivales flamencos estivales a los 18 años, aproximadamente, y, a partir de 2001, conseguí mis primeros premios en ciudades como Ronda, Málaga e incluso Madrid, entre otras».

Su vida da un grio cuando en 2002 gana la Lámpara Minera en La Unión. «Mi vida dio un giro de 180 grados y pude dedicarme de lleno al flamenco», explica. «Desde que gané en la Unión he grabado diferentes discos y protagonizado múltiples espectáculos en muy diversos puntos, aunque, Sevilla, para mí, es uno de los sitios a los que vuelvo una y otra vez, siendo muestra de ello, mi intervención, el pasado febrero, en la IV Gala «Olivo de Plata» que la Fundación Cajasol acogió o en Málaga, donde, el pasado sábado, tuve el honor de cantar en el encendido de velas de María Santísima de Lágrimas y Favores, donde coincidí con el actor Antonio Banderas, presidente de la Fundación «Lágrimas de vida».

Desde la saeta de este Lunes Santo en presencia de Su Majestad Felipe VI, tiene otro hito que recordar en su carrera.