Gracias a la hermandad del Calvario se restauran este verano las pinturas murales atribuidas a Lucas Valdés / JUAN FLORES

El «milagro» de la Magdalena de Sevilla

Este verano se realizan actuaciones sobre las pinturas murales de la capilla del Calvario, seis cuadros, el tornavoz y el presbiterio

Por  1:14 h.

Francisco Román tomó posesión como párroco de la Magdalena al mismo tiempo que se inauguraba su restauración en el año 2013, aunque desde entonces se siente más orgulloso «de la tarea pastoral realizada —la parroquia atiende a unos 6.000 feligreses— que de las actuaciones llevadas a cabo. No he venido para restaurar, sino para anunciar el Evangelio», confiesa. Ello no impide que todos reconozcan su capacidad para gestionar las labores de conservación del templo, actuaciones en las que se han invertido 486.000 euros en los últimos cinco años. «Es un milagro porque hoy es muy difícil encontrar dinero para todo», afirma.

Esta labor «es una tarea constante y continua durante todos los años. Es posible gracias a la colaboración de todos», especialmente de todos «no-administración», subraya. «En este tiempo hemos llegado a un 5% de las restauraciones, por lo que nos queda un 95% por realizar. La tarea es muy larga y tiene que ser constante. Es casi un milagro», añade. El párroco recuerda que «se trata de la iglesia del convento de los Dominicos, principal en el siglo XVII andaluz, pieza clave en la evangelización de América. Enclave en el que había universidad e incluso primera sede de la inquisición».

Continúa leyendo este reportaje en ABC de Sevilla.