Narciso Cordero, candidato a hermano mayor de Las Aguas.
Narciso Cordero, candidato a hermano mayor de Las Aguas.

Narciso Cordero se presenta como único candidato a hermano mayor de las Aguas

El cabildo de elecciones tendrá lugar el 18 de junio

Por  0:04 h.

La hermandad de las Aguas contará en las próximas elecciones con un sólo candidato a hermano mayor, Narciso Cordero. El 18 de junio es la fecha elegida para llevar a efecto este adelanto en las urnas inicialmente previsto para el mes de noviembre y que ha sido trasladado a los albores del verano tras los acontecimientos previos a la Cuaresma vividos en la corporación de la calle Dos de Mayo.

Los comicios se celebrarán tras la misa y el cabildo general convocado a las 17:00 horas en primera convocatoria y a las 17:30 horas en segunda. A su finalización, se abrirán las urnas en horario de 18:30 a 22:30 horas.

El candidato, por medio de las redes sociales ha publicado su carta de presentación: 

Queridos hermanos en el Santísimo Cristo de Las Aguas:

Soy hermano de Las Aguas desde niño, cuando la Hermandad era “Las Aguas de San Bartolomé”. Desde entonces mi cariño hacia ella no hecho más que crecer a lo largo de los años. Esta es mi Hermandad, la que quiero y siento, la que he vivido y me ha visto crecer y madurar, donde he aprendido a empaparme del amor y fervor al Santísimo Cristo de las Aguas y su Madre Santísima en las advocaciones de Mayor Dolor, Guadalupe y Rosario. He puesto mi esfuerzo a su servicio colaborando y participando en varias juntas de gobierno anteriores, la última como Teniente de Hermano Mayor de la junta saliente.

Durante los últimos años la Hermandad ha vivido una etapa en la que se han logrado avances importantes. Estoy convencido de que la senda marcada es la que hay que continuar, y es el motivo que me ha movido a presentarme como candidato a Hermano Mayor. Me presento ante vosotros consciente de la responsabilidad que representa tomar el testigo de casi 270 años de historia de nuestra Hermandad, con ganas de seguir trabajando con el objetivo de engrandecerla, con ilusión y espíritu de servicio a los hermanos y a la Iglesia de Sevilla para mayor gloria de Dios, de su hijo Jesucristo y de su Santísima Madre.

Esa historia de casi 270 años ha estado salpicada de dificultades, pero la Hermandad siempre ha sabido sobreponerse y salir, si cabe, más reforzada, más unida, con más empuje e ilusión. Con ilusión, empuje y ganas de trabajar por la Hermandad presento un equipo casi totalmente renovado en el que se mezcla veteranía y juventud. Nuestro propósito es potenciar la participación de los hermanos en la vida de Hermandad, de sus cultos, tanto externos como internos, de la formación y de la caridad como principios en los que se basa, según nuestras Reglas, la razón de ser de nuestra corporación. Y también continuar con la labor de conservación y enriquecimiento de nuestro patrimonio.

Pero todo ello depende del esfuerzo de cada uno de nosotros. Nada de lo que nos propongamos podremos conseguirlo sin la colaboración y participación de los hermanos. La Hermandad será lo que todos nos propongamos que sea. Si empujamos en el mismo sentido alcanzaremos objetivos.

Hermandad de todos para todos.