La Virgen de los Dolores de Gines

GINES

Nuestra Señora de los Dolores Coronada, 200 años de devoción en Gines

La imagen titular de la hermandad, obra de Juan de Astorga en 1816, es una de las más veneradas de la localidad

Por  0:28 h.

La semana pasada daban comienzo los actos que la hermandad Sacramental de Gines había programado para la celebración de una efemérides muy significativa para esta corporación. Y es que no todos los años se conmemora el doscientos aniversario de la hechura de uno de los sagrados titulares de la hermandad. Especialmente significativo es, además, que esta sea uno de los puntales de devoción más destacados de la localidad. Se trata, como habrán adivinado ya, de Nuestra Señora de los Dolores Coronada. Para conmemorar esta celebración, Pasión en Sevilla invita a sus lectores a conocer un poco más la historia de esta talla y la hermandad a la que pertenece.

La Virgen de los Dolores es una de las tres imágenes titulares de la Antigua e Ilustre Hermandad Sacramental de Nuestra Señora de Belén, Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo de la Vera-Cruz y Nuestra Señora de los Dolores. Con sede en la parroquia de Nuestra Señora de Belén, se trata de una de las hermandades más antiguas de Gines, pues tiene sus raíces en una primitiva cofradía de fieles de la Vera-Cruz, allá por el siglo XV.

Cambios constantes

Cristo de la Vera-Cruz de Gines

Cristo de la Vera-Cruz de Gines

La Vera-Cruz de esta ciudad lleva presente desde hace casi 475 años, lo que hace que en todo este tiempo se haya instalado de forma contundente en la fe y devoción de los vecinos de esta localidad durante tantísimas generaciones. Además, a lo largo de estos años, fue transformándose para ir acercándose a la forma definitiva, que adoptó en el año 1979. Antes de eso, la hermandad ha tenido varias nomenclaturas: tras la fundacional de «Santa Cofradía de Vera-Cruz» siguieron «Insigne Cofradía del Santísimo Sacramento, Santa Vera-Cruz y Nuestra Señora de Belén», «Cofradía del Santísimo Sacramento y Santa Vera-Cruz», «Cofradía del Santísimo Sacramento, Ánimas Benditas del Purgatorio y Santa Vera-Cruz», «Hermandad del Santísimo Cristo, Santa Vera-Cruz, Ánimas Benditas y Nuestra Señora de Belén» o «Cofradía del Santísimo Sacramento, Santa Vera Cruz y Ánimas Benditas del Purgatorio».

Todos estos nombres los fue recibiendo a lo largo de los siglos XVII y XVIII, en parte por la fusión entre hermandades y también, como se especula en la hermandad, por los escribanos del momento. No obstante, en todos esos cambios en el título de la hermandad, existen varios factores que se repiten: la presencia de la Vera-Cruz, como no podía ser de otra forma, la inclusión del Santo Sacramento y la devoción a Nuestra Señora de Belén, que daba nombre a la parroquia en la que tiene su sede la hermandad. Así pues, es natural ver que dos de los tres sagrados titulares de la hermandad son el Santísimo Cristo de la Vera-Cruz y la Virgen de Belén. El Crucificado es una talla anónima de finales del siglo XV, de gran calidad artística. Por su parte, la Virgen de Belén es una imagen de candelero realizada en el siglo XVIII. Es la patrona de la localidad y una de las obras más importantes de esta hermandad.

Virgen de los Dolores Coronada

Detalle de Nuestra Señora de los Dolores Coronada

Detalle de Nuestra Señora de los Dolores Coronada

Pero no fue hasta la primera mitad del siglo XX cuando la hermandad incluyó en su título la obra que Juan de Astorga realizó en el año 1816: la Virgen de los Dolores. En aquel momento pasó a llamarse «Ilustre Hermandad del Santísimo Sacramento, Santa Vera-Cruz y Nuestra Señora de los Dolores». Había llegado a la hermandad esta hermosa talla con la que el Cristo de la Vera-Cruz realiza su estación de penitencia en la noche del Viernes Santo de la localidad. Inmediatamente, esta imagen se convirtió en una de las más queridas, por su belleza y por la gran calidad artística que tiene.

Tal es la importancia y tanta la devoción que inspira la Virgen de los Dolores que, en el año 2008, tuvo lugar la Coronación Canónica, el siete de septiembre. Fue una jornada muy esperada en la localidad, que ni la lluvia, presente toda la mañana de aquel sábado, pudo estropear, pues cuando llegó el momento, los cielos se despejaron para que Gines viviese una jornada esplendorosa con la Virgen de los Dolores. Ahora, la localidad vuelve a tener la oportunidad de mostrar su devoción con la celebración de este aniversario.

Juan Luis Mármol

Juan Luis Mármol

Juan Luis Mármol

Últimas noticias deJuan Luis Mármol (Ver todo)