Octubre comenzó con tres salidas de Gloria

Desde San Juan de la Palma, San Martín y el barrio León salieron las tres primeras hermandades en el mes del Rosario

Por  7:55 h.

El primer sábado de octubre ha deparado hasta tres salidas de hermandades de Gloria, enmarcadas en dos puntos distintos de la ciudad, el barrio León y el entorno de San Juan de la Palma y San Martín.

Cuando desde la sede del Consejo era nombrado a Julio Cuesta como pregonero de la Semana Santa de 2020, las primeras Glorias comenzaban a salir. En primer lugar, la Virgen del Rosario del barrio León ha iniciado el ciclo de la Virgen del Rosario, que finalizará el 1 de noviembre con la Virgen del Rosario de San Vicente y Santa Catatalina.

Aunque cada año, la Virgen del Rosario sale desde la parroquia de San Gonzalo, esta vez ha sido la primera vez que realiza su procesión con el estreno de sede canónica. Emotivo recuerdo han tenido a la figura de Álvarez Duarte, autor de esta imagen, donde una gubia suya iba colocada en el respiradero delantero. La primera llamada al paso, al igual que la procesión, fue dedicada a su memoria. La música la puso la banda de Pilas, una formación que recuperó esta hermandad tras dejar de tocar en Sevilla.

Prácticamente durante toda la tarde, la Virgen de la Cabeza y la Esperanza Divina Enfermera han ocupado la zona de San Juan de la Palma, San Pedro, la Encarnación y San Martín, hecho que sucede en el primer fin de semana octubre.

Transitaron ambas por las mismas calles, estando muy cerca las dos casi todo el recorrido de cada una de ellas. De hecho, la titular de la Lanzada visitó la sede de la Virgen de la Cabeza, San Juan de la Palma, mientras la hermandad filial aún no había entrado.

Sin duda, San Juan de la Palma era transitó de estas dos hermandades, algo que la Virgen de la Amargura pudo presenciar desde su camarín. Cuando la Divina Enfemera abandonaba el inicio de la calle Feria, ya sonaban los tambores por la calle Amparo anunciando la llegada de la Virgen de la Cabeza.

La titular de la Lanzada salió tras la restauración acometida por Juan Manuel Miñarro, una de las grandes Glorias del calendario. Bastante público durante toda la procesión que contó con un amplio cortejo.

La Virgen de la Cabeza es una hermandad consolidada y va a más. En esta ocasión, alteró sus cultos, ya que el triduo y la función principal la adelantó una semana, por lo que en este sábado tan sólo realizó la procesión. Corporación con su estilo personal, destacando las dos banderas de gran tamaño que acompañan a la imagen, al igual que ocurre con la patrona de Andújar. Destacó la visita la capilla de Montesión, que se encontraba en besamanos, como también sucedió en los Panaderos con la Virgen de Regla. Antes de regresar a casa, la hermandad hizo visita a Santa Marina.

Virgen de la Cabeza / M. J. RODRÍGUEZ RECHI