Autoridades municipales, representantes del consejo local de hermandades y miembros de los Gitanos acompañan el autor del cartel tras su presentación / A.H.

LEBRIJA

Octubre se viste con los colores de la hermandad de los Gitanos de Lebrija

Conferencias, exposiciones, tríduo, misa pontifical y procesión conforman la programación de actos por el 50 aniversario de la reorganización de la hermandad

Por  0:01 h.

La Antigua y Venerable Hermandad y Cofradía de Nuestro Padre Jesús del Ecce Homo, Nuestra Señora del Mayor Dolor y el beato Ceferino mártir, los Gitanos de Lebrija, ha realizado un gran esfuerzo para ofrecer una programación atractiva y digna del 50 aniversario de la reorganización de la hermandad. El resultado de este trabajo organizativo es que durante todo el mes de octubre tendrán lugar tres conferencias, tres exposiciones, un triduo, misa pontifical y procesión extraordinaria, además de los dos traslados de los titulares de los Gitanos.

El primer acto de la programación reunirá alrededor de la conferencia «La evolución de la Hermandad» que coordinará José Vargas, en la sede del futuro Centro de Interpretación del Flamenco de Lebrija, a hermanos mayores, cargos, hermanos y costaleros que lo han sido en algún momento de los 50 años transcurridos desde la reorganización.

El día 10, el profesor de Literatura en Filología Romántica de la Universidad de Granada, fundador de la comunidad gitana de la Junta de Andalucía, presidente de la Fundación Tagore e integrante de la pastoral gitana de la diócesis de Sevilla, Antonio Carmona, ofrecerá en el convento de San Francisco la conferencia «Los gitanos en su hermandad».

El mismo miércoles 10 se inaugurarán en la sala de la Misericordia las exposiciones de los dibujos presentados por alumnos de Primaria al concurso convocado por la hermandad, otra con las obras presentadas a la elección del cartel del 50 aniversario de la organización, y la muestra fotográfica «Recodando a la hermandad en el ayer». Las tres exposiciones podrán ser visitadas hasta el 23 de octubre. El trabajo presentado por Daniel Jiménez, artista residente en Sevilla especializado en cartelería cofrade, fue el elegido para el cartel del 50 aniversario de la reorganización de los Gitanos.

El viernes 19, el historiador del arte y máster en Arquitectura y Patrimonio Histórico José María Calderón junto con el escultor Juan Herrera disertarán en el convento de San Francisco sobre «Historia de la hermandad» y «Nuestras imágenes titulares».

Los actos procesionales y litúrgicos comenzarán el domingo 21 a las nueve de la noche con el traslado de Nuestro padre Jesús del Ecce Homo y Nuestra Señora del Mayor Dolor desde la Ermita de Nuestra Señora de Belén, sede canónica de los Gitanos, hasta la iglesia de San Francisco, donde se dispone de mayor espacio para llevar a cabo los actos religiosos.

Al día siguiente dará comienzo el solemne triduo extraordinario con motivo del aniversario, que incluye rezo del rosario y eucaristías oficiadas por el párroco de Santa María de Jesus, Eloy Ganfornina; por el delegado episcopal de la pastoral gitana de la archidiócesis de Sevilla, Emilio Calderón; y por cardenal arzobispo emérito de Sevilla, Carlos Amigo.

Tras el triduo, el sábado 27 a las siete de la tarde, solemne misa pontifical oficiada por el obispo auxiliar de Sevilla, Santiago Gómez. Una vez concluya la misa pontifical, Nuestro Padre Jesús del Ecce Homo saldrá en procesión extraordinaria por las calles del casco histórico de Lebrija.

La programación de actos por el 50 aniversario de la reorganización de la hermandad de los Gitanos de Lebrija concluye el domingo 28 de octubre a las nueve de la noche con el traslado de los titulares de la hermandad a la ermita de Belén.

Del castillo a Belén

A mediados del siglo XVII ya era venerado el Cristo del Ecce Homo en una capilla de la ermita del Castillo, donde figuraba una cofradía del mismo nombre y que en el siglo XVIII salía en procesión el Domingo de Ramos. A finales del siglo XIX dejó de salir en hasta que en 1941 realiza una estación de penitencia que no tuvo continuidad en los años posteriores. La reorganización de la hermandad se produce en 1968 con lo que vuelve a salir en procesión en 1969, una vez que se restauró la imagen del Ecce Homo. Ese año salió desde la parroquia de la Oliva, templo mayor de Lebrija, y le acompañó la Virgen de la Victoria de la hermandad de la Humildad. Como seña de identidad, los penitentes iban ataviados con capa española hasta 1979 en que vuelven al hábito nazareno en cumplimiento de las reglas aprobadas por el Arzobispado en 1978. Desde 1971, con sede en el convento de las monjas concepcionistas, procesiona con la Virgen del Mayor Dolor. Ese año cambió la salida a Miércoles Santo. Desde 1983, la sede canónica de la hermandad de los Gitanos de Lebrija es la ermita de Belén.