El original regalo a la Virgen de los Sastres

La Virgen de los Reyes de la Hermandad de los Sastres recibió el 15 de agosto, durante la celebración del besamanos un huevo de Fabergé con un costurero en miniatura en su interior donado por la hermana mayor

Por  7:55 h.

Realizado por los joyeros sevillanos Ana y Carlos Cerrejón está hecho en plata de ley, con detalles en oro de 18 quilates, chapados de oro, esmaltes, perlas naturales y lapislázuli. Sigue un estilo barroco, con aportaciones geométricas que rodean todo el perímetro. En su frente destaca una cartela de minucioso dibujo que alberga la “M” de María sobre esmalte azul marino. El linde de su apertura lo rodea una banda con la inscripción en latín “PER ME REGES REGNANT”, de plata sobre rojo lava. La parte superior está conformada por flores de trébol en plata chapada en oro, cuyos centros están adornados con perlas naturales y bajo ellas seis lapislázulis empernados en oro de ley. Los polos de la pieza están decorados con dibujos geométricos florales, sobre fondos de esmaltes con los colores de la Hermandad, azul y rojo. Todo el conjunto está rematado con un penacho flamígero, que sirve además como pasador de la cadena de plata original realizada eslabón a eslabón e inspirada en el “NODO” del escudo de Sevilla. La parte inferior acaba con una perla natural empernada igualmente en oro de ley.

Al abrir la pieza aparece un costurero en miniaturas con los útiles más usados en el oficio de sastre, como son: tijeras, dedal, ovillos de hilos, acerico, canutillo y 7 agujas de costura como premonición de los siete puñales que atravesarían el corazón de la Virgen.

En la obra de joyería han colaborado José Araujo y Belén Araujo, cuyo oficio de grabadores a buril ha sido fundamental para realzar y dotar a la pieza de un carácter clásico y a su vez de una extraordinaria calidad artística.

La Virgen estrenará esta joya en su próxima salida procesional del 29 de septiembre.