LA ESTRELLA VOLVERÁ A SAN JACINTO

El párroco de San Jacinto: Que la Estrella venga «era el final que todos estábamos esperando»

Fray Javier Rodríguez fue entrevistado en El Llamador asegurando que la decisión «ha estado muy estudiada»

Por  1:03 h.

El 31 de octubre saltó la noticia. Los titulares de la Estrella volverán a San Jacinto 42 años después con motivos de las obras de su capilla. Este hecho se producirá tras la semana de Pascua de Resurrección de 2019 y devolverá una estampa histórica para las cofradías de la ciudad. Fray Javier Rodríguez es el párroco que, junto con Fray José Rafael, ha hecho posible este hecho. Así fue entrevistado en el programa El Llamador de Canal Sur Radio que dio inicio a la nueva temporada el pasado 5 de noviembre.

Tras la noticia, asegura que «solo hemos recibido críticas positivas, las negativas no me han llegado a mi. Nos alegramos». Este segoviano al que «le gusta la Semana Santa» comentó su predecesor Fray José Rafael, que por motivos de estudios ha tenido que irse a Jerusalén «intentó al principio tratar de abrir las puertas, de que la parroquia fuera de todas las instituciones parroquiales y de que todo el mundo se sintiera dentro de ella». Recuerda que «todo comenzó de una manera muy certera: primero, quitando malos rollos; con el diálogo, por el conocimiento, compartiendo convivencias, dejándonos ayudar… Hay que reconocer que para algunas cosas están mejor preparados los de la hermandad de la Estrella que nosotros, dejándonos aconsejar,colaborando en la catequesis y en las cositas que vayan sucediéndose. Esto era el final que todos estábamos esperando».

Argumentó en los micrófonos de Canal Sur que «no se puede querer lo que no se conoce. Eso es una máxima de sabiduría popular y humana. Tenemos todos unos estereotipos sobre muchas cosas, entonces, lo mejor es conocerse, tratarse y de aunar esfuerzos». Todo ello «¡si cada vez somos menos! Tener templos tan grandes… que se pierdan en antiguas discusiones». Por ello, Fray Javier comenta que «ha sido positivo porque muchos de San Jacinto han conocido una imagen de la hermandad gracias a la gente que ha venido al consejo, que ha venido a las convivencias, a las catequesis… Y, del mismo modo, los de la hermandad han podido comprobar que no todos aquí tenían las garras esperando a que llegara alguno. Ha habido de todo, incluso ha habido conversiones de algunos, de gente que era reacia a manifestarse agradecida y con los brazos abiertos».

Esta decisión de llevar durante casi un año a los titulares a su templo histórico durante siglos «ha estado muy estudiada. Había muchos momentos para dejar atado algo que tiene que ser positivo para ambas partes, respetándonos, sabiendo que la parroquia es la parroquia y que una parte de ella es la hermandad de la Estrella, que temporalmente va a estar en nuestra casa».

Reconoce así mismo que habrá que convivir, ya que «cuando acoges a alguien en tu casa, serán las molestias típicas de convivir más gente pero creo que va a ser positivo. Nos han dado su lista de celebraciones que trataremos de compaginar con la labor parroquial. Si en algún momento algo de la parroquial tiene que modificarse, pues lo tenemos que hacer también. Tiene que ser por parte de todo el mundo. El que abre sus puertas tiene que estar dispuesto a que le cambien».

El Rocío de Triana en San Jacinto con Fray José Rafael y Fray Javer Rodríguez/ M. J. RODRÍGUEZ RECHI

Rocío de Triana

Este hecho es el segundo acercamiento público que la parroquia de San Jacinto han hecho a sus hermandades de la feligresía. El primer punto de inflexión estuvo en el traslado del Simpecado del Rocío de Triana hasta Santa Ana para celebrar sus cultos. En aquel momento, entró en el compás del templo y fue recibido por los dominicos rectores de San Jacnto, viviéndose momentos de emoción y alegría en aquel reencuentro décadas después.

Por ello, Fray Javier comenta que «ya estábamos en diálogo con la Estrella. La otra hermandad de la parroquia es la del Rocío», con la que «también colaboramos, también vienen a las reuniones, a las catequesis. Entonces nos pidieron un primer favor pero era pronto y no pudimos hacerlo, que fue dar la misa de romeros aquí. Pero, cuando pasó el Simpecado, que a veces a los que no somos de aquí nos cuenta entender muchas cosas…. Aquí cuentan las emociones, pero al ver que tanta gente estaba emocionada con su Simpecado pues nosotros quisimos abrir la puerta. Y hay veces que un gesto vale más que mil palabras. Ellos, debajo del ficus famoso, cantaron con toda su fe una salve, nos dijeron ‘¡vivan los dominicos!’ Quizás por ser la primera vez después de tanto tiempo fue significativo. Yo espero que deje de serlo».

 

Javier Comas

Javier Comas

Javier Comas

Últimas noticias deJavier Comas (Ver todo)