SUSPENDIDA LA SEMANA SANTA POR LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

Pasión pagará a todos sus proveedores como si la cofradía hubiese salido

La hermandad pagará su sueldo y el beneficio que hubieran obtenido esta Semana Santa a cereros, floristas y bandas para no agravar los efectos económicos en sus negocios tras la crisis del coronavirus

Por
Actualizado:

La hermandad de Pasión pagará la cera, las flores y la banda como si hubiese salido, así como los beneficios que hubiesen obtenido en el caso de haber procesionado. Esta medida ha sido acordada por la junta de gobierno de la corporación del Salvador tras conocerse la suspensión de las procesiones en la Semana Santa de 2020 por la amenaza de la pandemia del coronavirus. Se trata de la primera corporación que hace pública esta medida tras la llamada de los cereros y floristas, a través de ABC de Sevilla, para que no sufran el gran varapalo económico que se espera tras esta la ausencia de cofradías en la calle.

Así, la corporación que dirige José Luis Cabello, una de las referentes en el plano caritativo de la ciudad, señala que «como quiera que la suspensión afectará considerable y fundamentalmente a los sectores cerero y florero, ambos muy ligados a la artesanía cofradiera, desde la Tesorería de la Archicofradía se abonará no solo el importe de las flores y la cera previsto por nuestros proveedores para la estación de penitencia, sino el beneficio que ambos habrían obtenido en el supuesto de haber servido ambas mercancías a nuestra Hermandad. Es decir, en los casos en que nuestros proveedores no hayan encargado el producto, se abonará el margen que hubieran tenido en caso de hacerlo; en el supuesto de que sí hubieran fabricado o encargado el producto, se pagarán las facturas íntegramente».

Como indica la hermandad, «esta es una forma también cristiana de hacer caridad. Nuestra archicofradía es consciente de que el tejido productivo y económico va a verse seriamente afectado por la crisis del coronavirus. Por tanto, pretendemos así ser responsables con ambos sectores cofradieros ayudándoles, en la medida de lo posible, a mantener sus puestos de trabajo y a no mermar su facturación debido a la suspensión de las estaciones de penitencia de otras muchas hermandades por las que también se verán afectados».

Del mismo modo, Cabello ha puntualizado a este medio la necesidad de «impulsar puestos de trabajo en nuestros proveedores más cercanos. Si ellos no reciben la retribución, los condenamos a la desparación». Por ello, «hay que pagar su trabajo y su beneficio aunque no vayamos ni a montar los pasos».

El comunicado completo de Pasión

«Este año 2020 pasará a la historia por la suspensión de las estaciones de penitencia de las hermandades de Sevilla debido a la pandemia del COVID-19, que ha provocado la declaración del estado de alarma en España y la toma de una serie de medidas de prevención extraordinarias en Andalucía y Sevilla para frenar la propagación del virus, que afecta a miles de personas y ha provocado centenares de muertes.

Entre estas medidas se encuentra la prohibición de concentraciones masivas de personas, que serían alarmantes foco de expansión del coronavirus. La Archicofradía Sacramental de Pasión, como ha hecho hasta ahora, asume de manera responsable y sensata dicha suspensión de su estación de penitencia y, como hemos venido anunciado en estos días, respetará la asunción de una serie de medidas dirigidas a evitar actos y eventos en los que la concentración de hermanos en nuestra casa de Hermandad y sede canónica habría sido irresponsable e innecesaria.

En primer lugar, queremos recordar a nuestros hermanos que la suspensión afecta a la salida procesional de nuestras cofradías, no a la celebración de la Semana Santa y de la cuaresma, que, siguiendo las indicaciones de nuestro Arzobispo, debemos vivir interiormente con espíritu de conversión, meditando la Pasión de nuestro Señor que tan prodigiosamente condensa y representa la imagen de Jesús de la Pasión. Ahora más que nunca debemos ofrecer nuestra oración y nuestros sacrificios personales y comunitarios por la sociedad española, por los enfermos y afectados por el coronavirus, por quienes han fallecido debido a la pandemia, por los profesionales sanitarios, por nuestros gobernantes y por el pronto restablecimiento social, laboral e institucional.

Reiteramos nuestro llamamiento a la responsabilidad social de nuestros hermanos, permaneciendo en nuestras casas hasta que las autoridades sanitarias y gubernamentales indiquen. Dispensados del precepto dominical, la Santa Misa de los domingos, la liturgia propia de la cuaresma y el Triduo Sacro pueden ser seguidos gracias a los medios de comunicación. Y acrecentemos ahora, como Archicofradía Sacramental que somos, la comunión espiritual con Jesús Sacramentado, presencia real del Señor y fuente de vida y de salud.

En el plano cofradiero, nuestra Archicofradía va a actuar, como hasta ahora, de manera consecuente y responsable. Se suspende de manera definitiva el reparto de papeletas de sitio, la limpieza de enseres y el montaje de nuestros pasos previsto por Mayordomía y Priostía.

Como quiera que la suspensión afectará considerable y fundamentalmente a los sectores cerero y florero, ambos muy ligados a la artesanía cofradiera, desde la Tesorería de la Archicofradía se abonará no solo el importe de las flores y la cera previsto por nuestros proveedores para la estación de penitencia, sino el beneficio que ambos habrían obtenido en el supuesto de haber servido ambas mercancías a nuestra Hermandad. Es decir, en los casos en que nuestros proveedores no hayan encargado el producto, se abonará el margen que hubieran tenido en caso de hacerlo; en el supuesto de que sí hubieran fabricado o encargado el producto, se pagarán las facturas íntegramente.

Esta es una forma también cristiana de hacer caridad. Nuestra Archicofradía es consciente de que el tejido productivo y económico va a verse seriamente afectado por la crisis del coronavirus. Por tanto, pretendemos así ser responsables con ambos sectores cofradieros ayudándoles, en la medida de lo posible, a mantener sus puestos de trabajo y a no mermar su facturación debido a la suspensión de las estaciones de penitencia de otras muchas hermandades por las que también se verán afectados.

Hacemos también, desde Tesorería, un llamamiento a nuestros hermanos para que de manera on line efectúen el pago de las cuotas no domiciliadas mediante transferencia bancaria (más información sobre cómo realizar el trámite en este enlace a nuestra web: http://www.hermandaddepasion.org/noticias/aviso-tesoreria/). Esta gestión de estar al corriente en el pago de cuotas es indispensable en el caso de que se hubieran tenido que expedir las papeletas de sitio.

Informamos que desde mañana domingo la casa de Hermandad permanecerá cerrada hasta nuevo aviso. Cualquier persona que desee contactar con las oficialías de la Junta de Gobierno podrá hacerlo a través de los correos electrónicos y formulario de contacto que se encuentran habilitados en nuestra web: http://www.hermandaddepasion.org/contacto/.

Las misas se seguirán celebrando en la Capilla Sacramental a las 20 horas los lunes, miércoles, jueves y viernes. Aunque no es lo indicado, y las autoridades gubernamentales velan por el confinamiento en las viviendas, si algún hermano quisiera acudir a la santa misa podrá hacerlo si bien deberá respetar de manera escrupulosa las recomendaciones que desde el Arzobispado y la Conferencia Episcopal se han realizado de manera insistente; esto es, guardar distancia mínima prudencial entre los asistentes, no dar la paz, comulgar con las manos con la debida reverencia y mantener las medidas de higiene, especialmente lavar las manos, antes, durante y después de la eucaristía.

Informamos que la Iglesia del Salvador estará cerrada todos los días al turismo y solo se abrirá a las 19:30 h. para la celebración de misa de las 20 h. Al estar cerrada Capillería, no podrá accederse a la Capilla Sacramental más que por la puerta de la Colegial en el horario especificado: desde las 19:30 h.

De cualquier otro asunto que deba ser conocido por parte de nuestros hermanos y devotos, la Archicofradía informará puntualmente, como hasta ahora, a través de sus canales de comunicación on line, redes sociales, Whatsapp y canal de Telegram.

Por último, la Junta de Gobierno no cejará en su llamamiento a todos sus hermanos y devotos para que sigan de manera responsable las indicaciones de las autoridades sanitarias y gubernamentales. Ahora, el mayor ejercicio de amor al prójimo que podemos realizar es no poner en riesgo a nuestros familiares, vecinos, amigos, etc., con acciones irresponsables e innecesarias.

Rogamos vuestras oraciones a Jesús de la Pasión para que, por mediación de Nuestra Madre y Señora de la Merced, tenga piedad y misericordia de nosotros y eviten la escalada del coronavirus. Ofrezcamos en esta cuaresma y Semana Santa insólitas, pero no por ello menos hondas y auténticas, nuestros sacrificios y oración para que Dios Padre Todopoderoso derrame su gracia sobre quienes tienen en sus manos la pronta solución de esta crisis sanitaria».

Javier Comas

Javier Comas

Javier Comas

Últimas noticias deJavier Comas (Ver todo)