Las naves municipales de la calle Becas, esquina Lumbreras / RAÚL DOBLADO
Las naves municipales de la calle Becas, esquina Lumbreras / RAÚL DOBLADO

Pasión renuncia a las naves de la calle Becas cedidas por el Ayuntamiento

Argumenta que no puede afrontar la construcción de un edificio de nueva planta y que tampoco quiere que esto sea motivo de confrontación

Por  18:09 h.

La hermandad de Pasión ha remitido un escrito al Ayuntamiento de Sevilla manifestando su renuncia a los inmuebles cedidos por el Consistorio en la calle Lumbreras esquina con Becas para acoger la sede de la fundación asistencial de la hermandad. La hermandad argumenta que cuando solicitaron algún espacio disponible en 2009, la anterior Corporación municipal ofreció «casi de inmediato» el uso de los locales que se cedieron definitivamente el pasado 10 de abril. Entonces, se instó a la hermandad a presentar un proyecto concreto, algo que la junta de gobierno de Pasión entregó «sin mayor dilación».

De esta forma, en el escrito se fundamenta que «en aquel momento, con unas circunstancias económicas y sociales distintas a las actuales, podía ser factible la construcción de un edificio de nueva planta sin coste alguno para la fundación, ya que se financiaba con la explotación de las plazas de aparcamiento subterráneo por la propia empresa promotora del edificio. Hoy esa posibilidad ya no existe; las vigentes normas municipales no contemplan la opción de crear plazas de aparcamiento rotatorio. Y, sin esa fuente, ni la fundación puede abordar el coste de la construcción, ni puede ofrecerle a ninguna promotora una compensación por levantar el edificio».

Pasión, que agradece a la Corporación municipal actual y a la precedente su «extraordinaria disposición en todo momento», asegura que no puede aceptar una concesión «que pudiera crear conflictos a la corporación o a determinados profesionales municipales o a distintos colectivos ciudadanos, cuando lo que pretendemos es prestar servicio a quienes más lo necesitan, por ser los más excluidos socialmente». Todo ello, en relación a la polémica originada al criticar los partidos en la oposición la concesión de estos inmuebles públicos para su explotación privada.

Una alternativa

Sin embargo, la hermandad solicita al Ayuntamiento alguna solución alternativa «que no requiera obras de nueva planta, sino sólo la adaptación de unos espacios preexistentes». La hermandad que preside Javier Criado expone que esta fundación no presta exclusivamente ayudas de tipo dinerario, sino que cuenta con equipos de voluntarios especializados en diferentes disciplinas «y que permiten encauzar a las personas carentes de medios económicos, sociales, laborales, etc.». Es por ello que lo que precisa es «crear gabinetes de asesoramiento jurídico, clínico, asistencial…».

Además, en el escrito se explicita que también atienden «las necesidades más perentorias de cuantos acuden a nosotros». Un ejemplo es la atención a los niños y mayores en unidades de día. Por otro lado, otra de las necesidades que requiere la fundación es la de un almacén para alimentos, ropa, calzado o juguetes, entre otros.

La hermandad, por otra parte, quiere también atender a inmigrantes, con cursos de alfabetización en español para facilitarles su inserción social y laboral, por la cual necesitan «al menos dos aulas de formación».

Javier Macías

Javier Macías

Coordinador en Pasión en Sevilla
Redactor de ABC. Coordinador de Pasión en Sevilla