La Esperanza de Triana / RECHI

PREGÓN

El poema de la Esperanza de Triana que José María Rubio le dedicó a Manuel López

La curiosa petición que el pregonero hizo al por entonces mayodormo de la Esperanza de Triana en unos versos para historia

Por  0:08 h.

Este sábado 11 de mayo ha fallecido el histórico mayordomo de la Esperanza de Triana, Manuel López Rolán. Hermano reconocido de la Esperanza de Triana, ostentó en diverso número de ocasiones distintos cargos en juntas de gobierno, destacando el de mayordomo entre los años 1888 y 1991. Pero dentro de sus muchas obras por la hermandad, de las que destaca la finalización de la candelería del palio, una de ellas sirvió para ilustrar unos versos que quedarán para la historia de la corporación de la Madrugada. Los escribió José María Rubio.

Dedicados a la Esperanza de Triana, el poeta y médico trianero le quiso dedicar este texto a Rolán el año de su pregón de 1991 y escrito para el boletín de la hermandad, cuando el ahora fallecido tenía el caro de mayordomo. Con el hilo conductor de «Cómpraselos Mayordomo», el escritor pedía que le adquiriera a la Virgen unos nuevos faldones haciendo una comparación los «zapatos» de la imagen. La pieza fue bordada por Benjamín Pérez y estrenada en 1991. Actualmente se conservan sus bordados en el manto celeste de camarín de la Esperanza desde 1997.

Manuel López Rolán

Y la Virgen va diciendo
que para andar por Triana
sólo necesita el suelo.

José María Rubio pronunciará el Acto de exaltación eucarística

José María Rubio, ante el Teatro Lope de Vega

Ni puente, ni aire, ni agua…
ni siquiera costaleros.
No necesita de nada,
ni flores, ni candeleros,
ni un manto para abrigarse,
ni una alfombra, ni un sendero…
Que el camino se lo sabe
y no quiere que pensemos
que para andar por Triana
pide sus zapatos nuevos.
Si con sólo abrir la puerta
se nos escapan sus besos
descalzos de madrugada
buscando lechos de enfermos
y soledad…y pobreza…

Que la Virgen va diciendo
que para andar por Triana
sólo necesita el suelo.

Pero esta Madrugada
quiere sus zapatos nuevos
y el puente, el agua y el aire…
todo a sus pies. Costaleros
de Triana, faldones de terciopelo
y un retrato de Santa Ana
bordado en oro en su centro.

Cómpraselos Mayordomo
que aunque Ella está diciendo
que para andar por Triana
sólo necesita el suelo…
yo sé que este Viernes Santo
quiere sus zapatos nuevos
para escaparse una noche
y rondar por el silencio
de su Pureza dormida
y volver a sus recuerdos
al pasar por San Jacinto
y acercarse hasta los sueños
de los trianeros más niños
y el emoción de los viejos
y subirse al Altozano
para encadilar su cielo
con antorchas de alborada
y regresar al misterio
del retablo de Santa Ana
y entablar su cuchicheo
con la Señora y abuela
de su gente y de su pueblo.

Cómpraselos Mayordomo
que aunque Ella está diciendo
que para andar por Triana
sólo necesita el suelo
yo sé que este Viernes Santo
por ver su barrio contento
porque lo quieren sus hijos
porque es la Reina del Cielo
y Esperanza de Triana
tendrá sus zapatos nuevos.

La Esperanza de Triana, en 1991, estrenando los nuevos faldones / RAFAEL VEGA

Javier Comas

Javier Comas

Javier Comas

Últimas noticias deJavier Comas (Ver todo)