El Gran Poder saliendo a la plaza de San Lorenzo por sus 400 años / JUAN FLORES

¿Es posible una Semana Santa alternativa en la calle?

Seis hermanos mayores consultados por ABC valoran si es viable celebrar las estaciones de penitencia con otro formato

Por
Actualizado:

A poco menos de seis meses del Domingo de Ramos de 2021, en la ciudad ha comenzado el debate sobre la posibilidad de celebrar una Semana Santa alternativa teniendo en cuenta que será difícil que las cofradías puedan celebrar las estaciones de penitencia de la manera tradicional. Mientras el Consejo de Cofradías valora las distintas opciones, el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, en un arranque de optimismo, manifestó su intención de «celebrar un culto público sin riesgo» e, incluso, dio una idea: «El acto del Gran Poder podría servir de botón de muestra».

Ante esto, seis hermanos mayores consultados por ABC han coincidido en afirmar que sería inviable celebrar en la calle las estaciones de penitencia con un formato distinto y, también, que la misa del Gran Poder en la plaza no es trasladable a la Semana Santa.

Félix Ríos, hermano mayor del Gran Poder / VANESSA GÓMEZ

Félix Ríos (Gran Poder)

Entre ellos está el propio hermano mayor de la cofradía de San Lorenzo, Félix Ríos, que señala que «celebrar la eucaristía al aire libre trasladando al Señor ha sido algo excepcional respondiendo a una efeméride singular en unas circunstancias también excepcionales». De esta forma, no imagina «otra situación semejante, menos aún las recurrentes cada año como la función principal o la propia estación de penitencia. Ni nos lo planteamos». Lo que sí ha quedado demostrado, a su juicio, es que «el culto público, o este tipo de culto público, bien organizado y respetando las medidas sanitarias, es tan posible como cualquier otra actividad, siempre y cuando pueda haber un control de los participantes».

Félix Ríos insiste en que «las estaciones de penitencia no son unos actores y unos espectadores en la calle, sino que todos participamos en la misma». Por lo tanto, «en las condiciones actuales, veo francamente difícil que podamos hacer algo que ni conocemos ni hay un precedente. Volveremos a vivirla con los templos abiertos y celebrando la liturgia de una manera especial».

Eduardo del Rey Tirado / M. J. RODRÍGUEZ RECHI

Eduardo del Rey (El Silencio)

En esta línea va también el hermano mayor del Silencio, Eduardo del Rey, que indica que la misa del Gran Poder «es algo bien distinto a la Semana Santa». A su juicio, esta última «tiene otros muchísimos matices: cortejo, flujos de personas… y, si no los hay, sencillamente no es una estación de penitencia». Asimismo, cree que «no hay un vacío que llenar» se suspende. «Forzar situaciones puede resultar algo muy incoherente» y, además, «lo primero es el testimonio público de fe y luego viene lo otro, no puede ser al revés. Si no, convertiríamos las estaciones de penitencia en lo que no puede ser». No obstante, es consciente de que «todos tenemos que colaborar para ayudar a la recuperación de la actividad económica» pero, «ahora mismo, lo que es importante es el drama humano que existe y es ahí donde tenemos que estar atendiendo las hermandades».

Vicente Flores en la calle Río de la Plata, arteria principal y sentimental del histórico barrio del Porvenir / JAVIER COMAS

Vicente Flores (La Paz)

Por otro lado, el hermano mayor de la Paz, Vicente Flores, ve «absolutamente inviable» una Semana Santa alternativa con culto público. «Distinto sería un acto puntual a tener media ciudad suelta por la calle. Se pueden hacer puntualmente algunas cosas, no digo que no, pero hay que ver cómo evoluciona». Flores, que fue concejal del PP, respecto de las palabras de Juanma Moreno entiende que «su obligación es lanzar palabras de ánimo, pero cualquiera con los pies en el suelo sabe que con estas circunstancias sería un riesgo». Tampoco ve trasladable el acto del Gran Poder al Domingo de Ramos. «Ha sido algo excepcional, medido y ejemplar, pero no podemos clonar ese modelo todas las hermandades» que, a su juicio, deben actuar «de manera común».

José Enrique González Eulate, hermano mayor de Santa Genoveva

Enrique González Eulate (Santa Genoveva)

Otro hermano mayor consultado por ABC es José Enrique González Eulate, de Santa Genoveva, que opina que «habría que potenciar los actos de culto interno, no contemplo inventos y creo que no van a tener recorrido. La historia de las cofradías es tan dilatada que porque durante 2020 y 2021 tengamos unas circunstancias adversas no tenemos que llevarnos las manos a la cabeza».

Esta hermandad, precisamente, está a las puertas de anunciar los actos del 75 aniversario. «Está todo limitado, pero dejaremos la puerta abierta a un culto externo a falta de que nos autoricen y se den las condiciones».

Sergio Sopeña tomando posesión como hermano mayor de la Esperanza de Triana / HDAD. ESPERANZA DE TRIANA

Sergio Sopeña (Esperanza de Triana)

Por su parte, Sergio Sopeña, el hermano mayor de la Esperanza de Triana, cree que la hoja de ruta debe ser, «primero, valorar qué solución hay y, después, valorar si ese acto es para llegar a todos los fieles o sólo a unos cuantos. Habría que ver si tanto esfuerzo, asumir un cierto riesgo, merece la pena o no». En cuanto a la misa del Gran Poder, cree que «sirve para un tipo de acto como una función, como ya se ha celebrado otras veces. Podría ser una una función principal de la Esperanza de Triana, que saliese a la puerta y se pongan sillas por toda la calle Pureza, dando cabida a los hermanos y devotos que quieran asistir. Esto es distinto a que hagamos un traslado por calles en las que sólo entraría un número de personas limitado, perdería el sentido de las procesiones».

Marco Antonio Talavera, hermano mayor del Cachorro / J.M. SERRANO

Marco Antonio Talavera, hermano mayor del Cachorro / J.M. SERRANO

Marco Antonio Talavera (El Cachorro)

Por último, el hermano mayor del Cachorro, Marco Antonio Talavera, pide paciencia: «Todavía es pronto, de aquí a marzo no sabemos cómo vamos a estar». Sin embargo, sobre la posibilidad de una Semana Santa alternativa coincide que la fiesta «tiene su esencia y sus cánones y no podemos hacer algo que no sea hacer la estación de penitencia a la Catedral. Todo lo demás, será otra cosa».

Sin embargo, sí cree que «de alguna forma tendremos que celebrarla, a lo mejor con los templos abiertos durante dos semanas y celebrar una misa en nuestro día y a la hora de salida». ¿Y el acto del Gran Poder? Talavera cree que «sirve como prueba para un acto como lo que fue, pero hay que ser realistas, no podemos estar por encima de la situación que tenemos».

Javier Macías

Javier Macías

Coordinador en Pasión en Sevilla
Redactor de ABC. Coordinador de Pasión en Sevilla