La Virgen del Rosario de Tomares tras la restauración

TOMARES

El proceso de restauración de la Virgen del Rosario de Tomares

La Virgen del Rosario ha vuelto este lunes a su parroquia de Belén en Tomares

Por  0:01 h.

Nuestra Señora del Rosario de la Parroquia de Nuestra Señora de Belén en Tomares ha sido restaurada por Musae, Grupo de Restauración de Arte, integrado por las restauradoras-conservadoras de bienes culturales Ana Cordero Martín, Sheila Criado Caña y Esther Soler Oliver.

Previamente a la intervención, se le ha realizado varios estudios como los Rayos X y el TAC, que permitieron un conocimiento en profundidad de los daños que presentaba la obra. Posteriormente, se realizó un estudio de fluorescencia visible con radiaciones UV, en el que se pudieron apreciar las zonas retocadas y el grado de oxidación del barniz. Por último, se realizó un minucioso estudio fotográfico, incluyendo luz rasante para apreciar mejor los daños.

Musae explica el proceso arduo de restauración que comenzó con la intervención consolidando los estratos de la Virgen del Rosario y del Niño Jesús con la intención de evitar futuros desprendimientos de la policromía al realizar los siguientes procesos. Debido al mal estado de conservación del candelero y las articulaciones, fue necesario cambiarlos. Posteriormente, se realizaron las pruebas de limpieza para iniciar la retirada de la capa de protección. Una vez escogido el nivel de limpieza a realizar, se eliminó la suciedad acumulada y el barniz, además de repintes.

La Virgen del Rosario en la parroquia de Belén en Tomares tras la restauración

Al completarse estas fases, se apreció con mayor facilidad las grietas y las fendas que presentaban las imágenes. También se fijaron las piezas mal adheridas, además de eliminar elementos ajenos a las imágenes que se encontraban en la talla. El siguiente proceso fue el estucado y enrasado de las lagunas de madera vista, por lo que se creó una capa de preparación para la posterior reintegración.

Un proceso minucioso necesario para la conservación de las imágenes. Después se realizó el proceso que afecta al resultado visual de la obra, la reintegración cromática. Mediante técnicas al agua reversibles se taparon las lagunas respetando un criterio de diferenciación con la policromía original, de esta forma se creó una visión general del conjunto más homogénea. Por último, se inició el proceso de barnizado. Un primer barniz de retoques, el cual permitió retocar los últimos detalles, y para finalizar el barniz final semimate, el cual respetaba el brillo del antiguo barniz.

Para evitar daños por alfileres, se le han realizado protecciones de cuero a la Imagen, además de proteger el candelero con un forrado de tela adamascada y dejarlo preparado para futuras salidas procesionales. La Virgen del Rosario volvió a su parroquia de Nuestra Señora de Belén en Tomares el pasado lunes.

Fran Vergara

Fran Vergara

Fran Vergara

Últimas noticias deFran Vergara (Ver todo)