José Moreno, Carla Elena y Práxedes Sánchez junto a la túnica / R. RUZ

Puntadas para la memoria en la nueva túnica de los Gitanos

La hermandad reúne en el Círculo Mercantil, alrededor de la nueva túnica del Señor de la Salud, el mejor bordado de sus casi tres siglos de historia

Por
Actualizado:

La hermandad de los Gitanos ha inaugurado en el Círculo Mercantil la muestra «Puntadas para la memoria». Un recorrido histórico y sentimental por el mejor bordado de la corporación de la Madrugada con el estreno de la imponente túnica realizada por Sucesores de Elena Caro para el Señor de la Salud y que reproduce la pieza decimonónica quemada en la Guerra Civil.

El sabor de la esencia más pura de una cofradía divide la muestra en paneles con fotografías en sepia, blanco y negro y color, en función de la época. La obra protagonista, extendida en vertical sobre un pedestal, «sirve de nexo de unión entre la parte antigua y la nueva», como argumenta el comisario de la muestra, Francisco Conde.

El primer bloque se compone de piezas que no perecieron en la quema de San Román del año 1936. Entre ellas se encuentra el libro de regla, el antiguo cíngulo con la peculiar rosa de pasión con el que se bendijo la nueva imagen del Señor, el escudo del palio de 1919 y la saya de Juan Manuel Rodríguez Ojeda (única pieza que se conserva de la anterior dolorosa). «Esta exposición demuestra también que ni el palio ni el manto fueron quemados en la guerra. Se entregan a cuenta del nuevo y la casa Caro lo vende posteriormente, no sabemos a dónde», destaca Conde.

PINCHA EN LA IMAGEN PARA VER LA GALERÍA COMPLETA

PINCHA EN LA IMAGEN PARA VER LA GALERÍA COMPLETA

 

«Tras el resurgir de las cenizas, el ingenio sirvió para suplir las dificultades de la posguerra», así se argumenta la segunda fase de una exposición que presenta con todo su esplendor a una de las mantillas más valiosas de las dolorosas sevillanas, del siglo XIX y donada por la duquesa de Peñaranda, que sirvió para inmortalizar la fotografía de la Virgen de las Angustias tras la cámara de Haretón.

Estampa en blanco y negro del antiguo Señor de la Salud con la desaparecida túnica

Estampa en blanco y negro del antiguo Señor de la Salud con la desaparecida túnica

Túnicas en desuso pero con un alto valor sentimental se unen al fajín regalado por la Niña de los Peines, el pañuelo de Sor Cristina de Arteaga, la saya regalada por la familia de Gitanillo de Triana del taller de Caro, los dibujos originales del palio realizados por Gómez Millán anteriores a la Guerra Civil o la saya donada por el conocido entrenador del Recreativo de Huelva, Juan Antúnez, «realizada con el dinero de la prima de un ascenso en 1962», señala el comisario.

La última parte, ‘Mirando al futuro’, «aparecen las adquisiciones nuevas de la hermandad adquiridas a lo largo del tiempo»; encajes del siglo XIX, pañuelos o la azucena de las Martín Cruz. También la saya de Caro, con la que se coronó la dolorosa, es protagonista en un bloque que reúne los mejores tocados de la Virgen, «junto a su bolsa de canela y clavo, que es a lo que huele toda la ropa de la Virgen, y que prepara con tanto cariño su camarera Antonia». También aparecen expuestos todos los fajines, «como siempre ha llevado la Virgen» y la túnica de Caro del Señor de la Salud.

Conde destaca que «lo que prima es lo textil y las sayas se han colocado como si estuvieran en un bastidor del taller, el dibujo se ve completo». Las obras aparecen acompañadas por retratos de sus respectivos donantes, obra de Javier Conde

La exposición se cierra con la imponente túnica. Con los brazos abiertos y con «un sentido museístico», la nueva obra cierra esta exposición para el recuerdo. La acompaña el nuevo cordón para vestirla, «una joya porque es de oro fino, algo inusual en la pasamanería actual, imitación del de la rosa de pasión», comenta Conde.  El cartel del XXV aniversario de la coronación es «el epílogo, el trasladado a la modernidad de los bordados y el simbolismo de los donantes de órganos, los donantes que más nos preocupan ahora».

La muestra podrá visitarse a partir del sábado 11 de febrero, en horario de 10 a 14 horas y de 17 a 21 horas. Los fines de semana el horario será de 10 a 14:30 y de 16:30 a 21:00 h., excepto el día 18 que cerrará a las 19:00 h., quedando clausurada el domingo 19 de febrero a las 14:00 h.

Javier Comas

Javier Comas

Javier Comas

Últimas noticias deJavier Comas (Ver todo)