La histórica bendición de El Resucitado de Utrera / A.F.

UTRERA

El Resucitado de Utrera, una histórica bendición

Con este acto, se ha cerrado una década convulsa de desencuentros entre la asociación y el Arzobispado

Por  0:01 h.

El mes de julio de 2018 ya ha pasado a la historia para todos los integrantes de la asociación de fieles de El Resucitado de Utrera, un colectivo que después de protagonizar una historia plagada de instantes tensos con el Arzobispado de Sevilla, ha visto sus sueños hechos realidad, con la bendición de la imagen de El Resucitado que han venerado durante todos estos años. Así, el 25 de julio, la parroquia de Santiago el Mayor, se convertía en el escenario que acogió la bendición de esta imagen, siendo un momento de mucho simbolismo, que supone el comienzo de un nuevo camino.

En los últimos años El Resucitado ha llegado a convertirse en un verdadero fenómeno social en la localidad, ya que ha contado con el respaldo de cientos de utreranos e incluso ha sido una entidad capaz de poner en marcha un comedor que ofrece asistencia de manera diaria a más de doscientas personas, pero que se encontraba al margen de las directrices de la Iglesia. Tras una serie de desencuentros con el Arzobispado, que alcanzaron su punto álgido en 2013, cuando incluso se llegó a hablar de la destrucción de las imágenes para poder seguir los cauces de la conversión en asociación de fieles, la bendición de la imagen de El Resucitado supone un final feliz para una historia que llegó a un punto de no retorno y que gracias al diálogo entre las partes y al sentido común, se ha podido solucionar.

Así, el día de la festividad de Santiago Apóstol, fue la jornada elegida para celebrar este acto en la parroquia que se ha convertido en la nueva sede de esta hermandad. Un acto al que acudió como padrino de la bendición el exministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, quien quiso estar presente en esta cita tan especial, al igual que cientos de personas que abarrotaron las histórica naves del templo utrerano.

Ante la llegada de este simbólico momento, el vicepresidente de la agrupación de fieles, José Antonio López, ha explicado que «estamos muy ilusionados por poder vivir este momento, la espera ha sido larga, pero tiene su recompensa». Lógicamente, la pregunta que se hacen muchos utreranos tiene que ver con la posibilidad de que El Resucitado pueda iniciar su salida procesional dentro de los cánones eclesiásticos, algo en lo que López todavía se muestra cauto, asegurando que «vamos a dejar pasar el tiempo, y será cuando lo digan el párroco y el Arzobispado. Ahora lo importante es trabajar por la parroquia y por el comedor social, y ya habrá tiempo para la salida procesional. Lo importante era el paso que vamos a dar y que nuestras imágenes titulares estén en la parroquia».

En el pasado mes de enero era la otra imagen titular de la corporación utrerana, la Virgen de la Estrella, la que llegaba a las históricas naves de la parroquia de Santiago, ya que en este caso sí había recibido la bendición hace años, algo que no ocurría con la imagen de El Resucitado, que no estaba bendecida. Con respecto a la futura salida procesional, el párroco de este templo utrerano, Juan Luis Rubio, se ha mostrado optimista, explicando que «vamos a intentar que sea más pronto que tarde. En un año se han dado muchos pasos, y ahora queda por delante un tiempo de formación, pero esperamos que la salida procesional no sea muy tarde».

Un final feliz para este grupo de utreranos, que en los últimos años han protagonizado una estupenda labor gracias al sostenimiento de un comedor social que ha ayudado a miles de utreranos que han tenido que enfrentarse a la dimensión más dura de la crisis económica.