El Cristo de San Agustín en el altar mayor de San Roque / M. J. RODRÍGUEZ RECHI

Sevilla renueva el Voto de gratitud al Cristo de San Agustín

En 1649 esta advocación extinguió la epidemia de peste que padeció Sevilla

Por  1:05 h.

Sevilla ha renovado el Voto de gratitud al Cristo de San Agustín por la extinción de la epidemia de peste que asoló en la ciudad en 1649 con la función celebrada en la parroquia de San Roque.

Como cada 2 de julio, asiste a este culto la corporación municipal acompañada por la policía local vestida de gala y escoltada con mazas, además de la participación de la banda municipal de Sevilla y el cuarteto de música clásica del Santo Cristo de San Agustín.

Ese mismo día hace 367 años, el Cristo de San Agustín salió en procesión hasta la Santa Iglesia Catedral. En la calle Placentines, el cabildo catedralicio recibió al crucificado. Un día más tarde, regresaba al convento de San Agustín y la epidemia remitió, por lo que se instauró el 2 de julio como día de acción de gracias por aquel hecho.

El actual Cristo de San Agustín es obra de Agustín Sánchez Cid en 1944, siendo una réplica exacta del desaparecido en el incendio de 1936, datado del siglo XIV, lo que lo convierte en una de las advocaciones más antiguas.

Desde 1990 es titular de la hermandad de San Roque. El Cristo de San Agustín llega a la parroquia en el siglo XIX, cuando los monjes agustinos fueron expulsados de su convento.

Esta imagen salió por última vez en procesión en 1896. Llegó a salir en solitario, con María Magdalena a sus pies, con la Virgen y San Juan Evangelista e incluso, llegó a llevar una centuria de armados en 1826.

Día festivo que sirve como cierre del curso en San Roque. El crucificado presidió esta eucaristía en el altar mayor de la parroquia de San Roque.

PARA VER LA GALERÍA COMPLETA DE M. J. RODRÍGUEZ RECHI, PINCHE SOBRE LA IMAGEN

PARA VER LA GALERÍA COMPLETA DE M. J. RODRÍGUEZ RECHI, PINCHE SOBRE LA IMAGEN