Fernando Vaquero y Manuel Jesús Roldán

ARTE

«El sevillano lleva el tenebrismo en su ADN aunque no lo sepa»

Conversación con el pintor Fernando Vaquero

Por  0:15 h.

Músico y pintor, aprendiz de grandes maestros vivos e inspirado por grandes maestros eternos. Así es Fernando Vaquero

-¿La pintura le llegó de su tío Maireles, de los grandes realistas con los que aprendió (López, Naranjo) o de los maestros sevillanos a los que revive en sus lienzos?

-Supongo que todos son afluentes que van a desembocar a un mismo río, no cabe duda de que Antonio López, Naranjo y tantos otros profesores me han enseñado la técnica, y de que los grandes maestros de la historia del Arte me aportaron y aportan esa formación del gusto y esa excelencia en el arte que es la meta que todo artista debe imponerse, pero supongo que la semilla la plantaría Maireles en mi niñez.

Vermeer

-Rembrandt elegía como maestro solo a la naturaleza ¿Con quién se queda Fernando Vaquero? 

-Mi gran maestra, mi Biblia, es sin lugar a dudas la historia de la pintura, desde Altamira hasta las vanguardias actuales, de ella bebo a diario, de ella me alimento y de esa digestión surgen mis proyectos.

Cartel del Corpus de Sevilla 2016

-Conocido por el gran público por su cartel del Corpus, una obra ya icónica en la que el orbe del San Fernando de Roldán refleja, según sus palabras, ese jueves que reluce más que el sol. Un cartel puro, simple y complejo, donde un brillo y un signo representa un concepto complejo ¿La ciudad está preparada para esa pureza conceptual?   ¿Admitiría el gran público un cartel gestual de este tipo para la Semana Santa o no somos capaces de superar la ausencia de las imágenes titulares en estas obras? 

-Desde un símbolo tan simple como el pez de los primeros cristianos hasta una complejidad como la del Bosco el simbolismo ha estado siempre presente en el arte. Creo que el hombre ve en el símbolo el alma de las cosas. En el barroco existían hasta aquel tratados y diccionarios sobre símbolos como aquel de Cesare Ripa “Iconología” que usaban todos los artistas para componer correctamente los símbolos en sus obras. El mundo de la iconología, de la alegoría sigue presente en el arte en general pero ha ido perdiendo poco a poco lugar en nuestra Semana Mayor, solo hay que echar un vistazo a nuestra historia para comparar por ejemplo el número de pasos alegóricos que antes salían y el que tenemos ahora. Pienso que el simbolismo es algo a rescatar, algo que podría abrir un camino importante, rico y bello. Desde mi punto de vista hay que ser valiente e innovar y hay infinitos caminos para esa innovación.

El Gran poder en 1914

-Precisamente Maireles sintetizó Sevilla en una lágrima y en la pupila de la Esperanza. Un mundo en un detalle. Usted es admirador, posiblemente deudor también, de la minuciosidad en el detalle de los primitivos flamencos. ¿Cuál podría ser ese motivo conceptual que usted incluiría en un cartel de la Semana Santa de Sevilla?

-Efectivamente Manuel Jesús, mi pintura favorita es la flamenca, desde los  Van Eyck a Van der Weiden, pasando por mi pintor favorito: Vermeer. La pregunta que planteas resulta difícil contestarla ya que de encargarme ese cartel tendría que meditarlo muchísimo pero así, a  vuelapluma me viene a la cabeza un símbolo que puede resumir por ejemplo un Domingo de Ramos y por extensión toda una Semana Santa, es el pelícano del Amor, o todo un Lunes Santo con esa rosa de Santa Marta o un Viernes Santo tan plagado de símbolos como la Fe y la Verónica de Montserrat, o el muñidor de la Mortaja, aunque para  mí el día más simbólico de la Semana Santa es el Sábado Santo, y no sólo por mi admirada canina a la que ya retraté en mi obra “Mors Mortem Superavit”.

El taller de Sorolla

-¿Y si tuviera que elegir una imagen titular en un cartel sería?

– La Amargura, sin la menor duda.

-Carteles de aniversarios, de estrenos, de boletines, carteles de carteles… en la era de internet ¿Sobran carteles, cartelistas o faltan ideas para la trasmisión de ideas?

-En mi opinión faltan y sobran cosas: faltan ideas, sobran “copistas”, falta un trabajo serio de composición en muchos carteles, sobran carteles mal ejecutados, falta a veces un trabajo serio a la hora de elegir con criterio exclusivamente artístico a buenos artistas para ejecutar un cartel, los buenos carteles nunca sobran porque el Arte nunca sobra.

Mors Mortem Superavit

-Decía Tiziano que un buen pintor solo necesita tres colores, negro, blanco y rojo. ¿Qué colores sintetizarían la Semana Santa? ¿Y a la misma ciudad de Sevilla?

-Para mí el color de la Semana Santa es como un círculo cromático que empieza y acaba en blanco: ese blanco indiscutible del Domingo de Ramos , el negro del Lunes con 6 de sus 9 hermandades vistiendo ese tono, el celeste tan característico de las túnicas de San Esteban en el Martes, esos tonos rojos y encarnados de la Lanzada y las Siete Palabras del Miércoles Santo, el morado de la Quinta Angustia ,Cigarreras y Valle en el Jueves, el indiscutible verde de las Esperanzas en la Madrugá, el elegante azul terciopelo de la Carretería en el Viernes, y de nuevo el enlutado negro del Sábado Santo que virará a blanco cuando se cierre san Lorenzo y se abra Santa Marina

-Con orígenes familiares en Carmona, realizó una excelente interpretación nocturna del Viernes Santo en Carmona que fue calificada de tenebrista pero que también tiene ecos de las interpretaciones sueltas de García Ramos o de algunos autores extranjeros que a fines del siglo XIX recrearon la Semana Santa. ¿Entendemos en la actualidad la complejidad del tenebrismo barroco o nos hemos quedado en la carcasa neobarroca donde todo se parece a todo?

-Es curioso que la Sevilla actual entienda y asimile tan bien el estilo barroco en imaginería o arquitectura y sin embargo en pintura, o más concretamente en cartelería, siga prefiriendo por ejemplo una imagen muy iluminada  frente al misterio (o incluso la unción) que una escena en penumbra pueda sugerir . Para mí resulta mucho más efectivo indicar una forma entre tinieblas, y que el cerebro del espectador termine de componerla en su cabeza, a algunos carteles en los que el artista llega a pintar incluso la luz del flash incidiendo en la mejilla de una dolorosa…Con esos blancos puros que seguramente aparecen ya  quemados en la foto original y que tan poco favorecen en pintura. Sevilla dio al mundo grandes herederos del caravaggismo como Velázquez, Murillo o Valdés Leal por lo tanto ese tenebrismo lo lleva el sevillano en su ADN, lo que pasa es que aún no lo sabe…

Viernes Santo en Carmona

-García Ramos era capaz de conjugar el costumbrismo popular con algunas notas vanguardistas que llegaban de Europa ¿Hoy es posible esa síntesis o parece que siguen estando reñidos el gusto del gran público con la búsqueda de nuevos caminos pictóricos? 

-Creo que es posible y necesaria, la cartelería o la pintura costumbrista debe ser capaz de poder expresarse utilizando los nuevos recursos pictóricos, incluso los tecnológicos, si el artista utiliza sabiamente esas vanguardias con gusto, con una composición meditada, argumentada, y con esa  medida, que sabe que esta ciudad le va a exigir, el éxito está asegurado.

La Oración del Costalero

-En algunas de sus interpretaciones de la Semana Santa hay interpretaciones de la Semana Santa a partir de fotografías antiguas. ¿Es quizás un tiempo pasado de pureza en las representaciones? ¿Sobra el exceso actual de perfección y retoque fotográfico?

-Las fotografías antiguas tienen un valor que va más allá del simple testimonio gráfico y documental, es un valor que incluso trasciende al valor sentimental de la imagen. Cuando interpreto en mis aguadas ese tipo de fotos estoy viajando en el tiempo, observando la Semana Santa en su más pura esencia, con los ojos de nuestros bisabuelos. Ese tipo de fotografía antigua me transmite mucho más que el primer plano de una Virgen a 25 megapixels. En estas aguadas recreo aquellos daguerrotipos del XIX con aquella gente mirando a cámara en la que nadie sonreía, ya que la fotografía era aún poco corriente y salir en una foto no era algo que ocurriera todos los días. Para mucha gente, podía tratarse de una experiencia única en su vida. Creo que la fotografía antigua está más cerca de la pintura que de la fotografía actual.

-Ha reinterpretado a Vermeer, Zurbarán o Sorolla en una curiosa apuesta por el cuadro dentro del cuadro ¿Podría ser una definición de Sevilla, la de cuadros que se abren dentro del paisaje?

-Las Meninas, el cuadro más famoso del arte español, es en realidad un cuadro dentro del cuadro, este concepto no es nuevo y se ha practicado a lo largo de la historia del arte. Yo lo hago ahora a modo de homenaje a los grandes pintores a los que tanto admiro. Si me preguntas si Sevilla podría definirse así yo te diría que sí, Sevilla no es una, son muchas, por lo tanto podemos pensar en Sevilla como un gran lienzo con muchos cuadros diferentes en su interior.

Homenaje a Zubarán

-En su homenaje a Zurbarán capta silencios y telas propios del maestro barroco desde una perspectiva contemporánea ¿Es necesaria definitivamente esa revisión y esa mirada al pasado para avanzar hacia la vanguardia? ¿El pasado histórico artístico de Sevilla es lastre o acicate? 

-Definitivamente sí, y esto es aplicable a todas las disciplinas. Decía Newton “Si he visto más lejos es porque estoy sentado sobre los hombros de gigantes” indicando con ello que sus avances y descubrimientos habían ocurrido gracias la aportación de otros colegas que en el pasado le precedieron, por lo tanto, si queremos avanzar hacia la vanguardia debemos de subirnos a los hombros de Leonardo o de Buonarotti . Esto es extensible a tu siguiente pregunta, el pasado histórico artístico de Sevilla debe ser estímulo constante para que esta ciudad pueda avanzar estéticamente.

El Expolio

-Participa en la exposición colectiva “Reflejos de Murillo” con un excelente lienzo en el que recrea el expolio del hospital de la Caridad por las tropas del mariscal Soult ¿Es la recreación histórica una temática por recuperar, quizás olvidada desde el siglo XIX? Es más, si tuviera oportunidad, imagine esa asignatura pendiente del museo de la ciudad y que le encargan representar diez hechos fundamentales de la historia de Sevilla ¿cuáles merecerían ser representados según su criterio?

-La pintura histórica es un género que ha existido siempre, desde el Renacimiento hasta finales del XIX, cuando la irrupción de los impresionistas trajo consigo la declinación del academicismo. Sin embargo es curioso como  en 1937, Pablo Picasso pinta Guernica, una de sus obras maestras, que no deja de ser otra pintura histórica.  Todos los grandes la han practicado: Leonardo en su batalla de Anghiari, Delacroix (La libertad guiando al pueblo), Velázquez (La Rendición de Breda), Goya (los fusilamientos del 3 de Mayo) etc… Sin embargo la pintura histórica es una temática poco practicada hoy día. El género de la pintura histórica española siempre me ha llamó la atención, uno de mis preferidos ha sido desde siempre “Las postrimerías del rey San Fernando” de Mattoni, un cuadro fundamental en la historia pictórica sevillana y que actualmente pasa desapercibido para los visitantes del Alcázar. En cuanto a la segunda pregunta tendría ideas para llenar más de un museo, serían escenas nunca representadas hasta ahora en pintura como la terrible peste que asoló nuestra ciudad, la llegada de los vikingos a Sevilla en 844, la rotura de las cadenas del puente de Triana por Bonifaz, la construcción de nuestra Giralda, la Boda de Carlos V, la entrada en Sevilla de aquellos barcos cargados de oro y plata, San Fernando conquistando la ciudad, Juan de Mesa tallando al Gran Poder o Pacheco policromando a Pasión bajo la atenta mirada de Montañés, la quema de imágenes en el 36 , la matanza de Santas Justa y Rufina, la batalla del puente de Triana, el Cid en Sevilla, la recreación de las puertas de Sevilla, la recreación de la Exposición Iberoamericana del 29 con aquellos magníficos pabellones tristemente destruidos (qué nos gusta destruir en esta ciudad…), Santa Teresa fundando su convento en el barrio de Santa Cruz etc… Seguro que ya he dicho más de diez, pero podríamos seguir y seguir , porque la historia de Sevilla es eterna.

Fiesta

-Además de su obra, muchos pintores locales participan en diversas exposiciones y actos en torno a Murillo. ¿Un entusiasmo que quizás no se ha extendido a instituciones nacionales o internacionales, que se han mantenido distanciadas respecto a la efeméride? 

-Efectivamente, existen instituciones nacionales como el Prado o la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando que cuentan con grandes obras de Murillo pero que parece que contemplan esta efeméride del Año Murillo desde la barrera cediendo únicamente obras para muestras en nuestra ciudad. Ya no digamos internacionalmente. El Louvre por ejemplo, que cuenta con una gran sala llena totalmente de cuadros de Murillo robados en Sevilla y a día de hoy no tengo información de que se esté preparando ninguna exposición.

-¿Qué le sigue faltando a la ciudad para saber aprovechar su enorme potencial patrimonial y convertirlo en un motor cultural y económico de su desarrollo?

-Creo que el Año Murillo va a servir para que Sevilla se dé cuenta de que apuestas culturales como estas son efectivas tanto a nivel cultural, como a nivel turístico y económico, en el pasado dejamos pasar muchos trenes como aquel del Carmen Thyssen, una museo plagado de escenas costumbristas sevillanas que al final terminó en Málaga, ciudad ahora mismo ejemplo de gestión cultural. Pero insisto, el camino abierto por el año Murillo o por el futuro Museo de la colección Bellver dará sus frutos rápidamente.

Estudio Gran Poder sin corona

-Decía Picasso que el arte es una mentira que nos permite comprender la verdad ¿Cuál es la verdad del arte para Fernando Vaquero? ¿Y sus proyectos y obra futura?

-Yo tengo un entendimiento idealista del arte. Para mí, la verdad del arte reside en su capacidad de comunicación, como forma de lenguaje, un lenguaje capaz de emocionar para entrar a dialogar con el alma de quien mira la obra, con sus vivencias, recuerdos o sueños sin necesidad de palabras, utilizando solo imágenes, si una obra consigue eso se convierte en un arma poderosísima. A corto plazo presento en menos de un mes mi cartel para la Semana Santa de Carmona y el del 75 aniversario de la Real Hermandad de Torrijos de Valencina, a medio plazo trabajo actualmente en dos encargos particulares de carácter histórico . A largo plazo pretendo continuar mi serie sobre estudios de pintores y mi serie sobre escenas históricas.

El ojo de Picasso

Manuel Jesús Roldán

Manuel Jesús Roldán

Manuel Jesús Roldán

Últimas noticias deManuel Jesús Roldán (Ver todo)