El Silencio inundó la Campana cuando llegó La Amargura

Por  15:23 h.

Cuando ya se contaban las horas para cerrar esta emocionante jornada de Pasión, los alrededores de la Plaza del Duque y las calles adyacentes enmudecieron solemnemente ante la llegada del señor de San Juan de la Palma. Algún leve murmullo, los pasos racheados a lo lejos y una garganta que traga saliva intentando deshacer el nudo que cada año aprieta el corazón con la sola presencia del Señor Jesús del Silencio en el Desprecio de Herodes. Entonces, casi como un desgarro, como una voz que empuja por salir, un lamento que sale del metal de las cornetas de la banda del Cristo de las Tres Caídas, arrastra el Silencio por la Campana, bajo las órdenes de Manuel Villanueva.

Tras el Misterio de Juan de la Palma, María Santísimo de la Amargura, mecida al compás de la Filarmónica del Carmen de Salteras, continúa su estación de penitencia por la calle Sierpes, en dirección a la Catedral hispalense.

Antonio Periañez López

Antonio Periañez López

Antonio Periañez López

Últimas noticias deAntonio Periañez López (Ver todo)