En vídeo: El Sol luce en un Sábado Santo gris

Por  17:40 h.

La luz del día caía blanquecina en el centro de Sevilla. Las nubes plomizas apenas dejaban escapar los rayos del astro rey. Pero pasadas las cuatro de la tarde, la Cuesta del Rosario se iluminó con la entrada de El Sol, la primera hermandad en iniciar su estación de penitencia en esta jornada de luto. Algo más atrás, la Virgen abandonaba San Nicolas para adentrarse en la Alfalfa en la que es décima estación de penitencia a la Catedral.

Y poco a poco, arropado por cientos de fieles apostados en las aceras, el Santo Cristo Varón de Dolores descendía en dirección a Carrera Oficial, acompañado por los acordes de la Banda de Santa María de la Esperanza. Hoy es un día de tristeza, de pena y recogimiento, porque el Señor aún yace muerto, es un sábado de luto. Sin embargo, los corazones de los sevillanos y cofrades llegados desde todos los rincones vibra de emoción al ver pasar la imagen de los titulares de Sol.

Porque el tiempo ha dado una tregua y las aguas se alejan, permitiendo a los devotos de esta hermandad de penitencia procesionar por las calles de Sevilla, hasta regresar bien entrada la noche en el tempo de San Diego de Alcalá.

Los orígenes  de esta hermandad están en 1932, cuando hay documentación de una salida. Según la Memoria del Colegio Pajaritos, de diciembre de 1939, editada por el Colegio del Sagrado Corazón de María, los protagonistas fueron un  grupo de alumnos del colegio de los jesuitas, que de Villasís se había trasladado a la calle Pajaritos, y que constituyó un grupo de fieles para dar culto a una pequeña imagen de Cristo bajo la advocación de Cristo de la Sangre. En 1995 fue erigida en hermandad de Gloria y, en 2006, de penitencia. El Sábado de Pasión de 2007 realizó su primera estación de penitencia.