«Juan Borrero ha cincelado cosas que otros no podían ni soñar»
Juan Borrero con las tres coronas de oro que labró para el barrio de Triana / ABC

Crisis del coronavirus

El taller de Orfebrería Triana cierra tras casi medio siglo de actividad

La crisis económica del coronavirus da la puntilla definitiva a un taller histórico de la Semana Santa de Sevilla

Por
Actualizado:

El taller de Orfebrería Triana, regentado históricamente por Juan Borrero Campos y dirigido por su hijo desde hace unos años, Juan Antonio Borrero; ha cerrado sus puertas tras cuarenta y siete años de actividad. La decisión definitiva ha sido tomada con la llegada de esta crisis económica ocasionada por la pandemia del Covid-19.

Este mítico taller de orfebrería de la Semana Santa de Sevilla tenía desde hace una década su lugar de trabajo y creación en la localidad de Bormujos. La bajada de producción en meses previos a esta crisis y la llegada definitiva de ella ha provocado este cierre irrevocable que acaba de conocerse en la mañana de este 15 de mayo.

En el caso del actual propietario del tallero, Juan Borrero hijo, pasará a formar parte como trabajador del taller de orfebrería Villarreal.

Orfebrería Triana

Creado en 1973 por el mítico orfebre y proyectista Juan Borrero Campos, de este taller han salido algunas de las grandes piezas en este estilo de la Semana Santa de Andalucía del último medio siglo.

En cuanto a la figura del creador, ha dedicado su vida a la orfebrería. Comenzó estudiando el oficio en el colegio Reina Victoria y con sólo 13 años a trabajar. En 1973 cuando abrió, junto a Francisco Fernández y en plena calle Pureza, el taller Orfebrería de Triana.

Pasos procesionales, carretas, altares, coronas y potencias para imágenes religiosas y toda una variedad de elementos cofrades tales como varales, respiraderos, maniguetas, guiones, ciriales, llamadores, faroles o custodias conforman parte de su gran producción. Quedarán para la historia del arte los sagrarios de la Basílica del Gran Poder y de la capilla de los Marineros de la hermandad de la Esperanza de Triana, las carreta del Simpecado del Rocío de La Macarena y también las tres coronas de oro que sirvieron para las coronaciones canónicas de tres dolorosas de Triana: La Esperanza , La Estrella y la Virgen de La O.

Según el proyectista Javier Sánchez de los Reyes, que formó parte de la exposición monográfica sobre Juan Borrero realizada en 2014, este taller «ha marcado sin duda una época en las artesanías cofradieras, en concreto en la orfebrería. Al igual que en su momento marcaron una época ciertos talleres, como el taller de Seco Velasco, Orfebrería Triana ha sido protagonista de un espacio-tiempo que abarca desde principios de los ochenta hasta hace pocos años». Por ello, «para comprender esto, hay que enmarcarlo y situarnos en el contexto en el que surge, a finales de los setenta, que es cuando se crea el taller, había pocos talleres de orfebrería en comparación con la abundancia actual, pudiéndose decir lo mismo de las demás ramas del arte cofrade; los talleres de bordado, los imagineros, los tallistas… había dos o tres, y pare usted de contar». Con este cierre, Sánchez de los Reyes apunta que «termina toda una época, un eslabón importantísimo que ha dado paso a otro y que seguirá dando sus frutos porque ha sembrado la semilla» de sus sucesores.

La crisis económica comienza a hacer estragos en el sector del arte sacro, dependiente directo de las hermandades que han paralizado muchos de sus proyectos patrimoniales a nivel regional. El presidente de los artesanos, Francisco Carrera Iglesias, aseguro hace unas semanas que «el 80% de los trabajos para la Semana Santa 2020 se quedaron en estos talleres sin cobrar» y que muchos de ellos se encuentran en una situación «muy complicada».

 

 

Javier Comas

Javier Comas

Javier Comas

Últimas noticias deJavier Comas (Ver todo)