Virgen de Guadalupe en la tarde del Lunes Santo
Virgen de Guadalupe en la tarde del Lunes Santo

¿Un palio nuevo para Guadalupe?

Artistas expertos e históricos de la hermandad valoran «con buenos ojos» la posibilidad de realizar un palio nuevo para las Aguas

Por  3:45 h.

Unos lo tienen como una «ilusión», otros como un «anhelo» de décadas. Las Aguas mira en un futuro no muy lejano ejecutar un proyecto íntegro de paso de palio para la Virgen de Guadalupe, cerrando así uno de los debates artísticos de la Semana Santa. Un conjunto que los expertos califican de «incompleto» tras la conclusión del paso de Cristo.

El hermano mayor, Antonio Arrondo, comenta que «si los hermanos dan un paso adelante y lo cogen con ilusión, sería perfecto sacar un proyecto íntegro de paso para ir realizando en los próximos años, tras concluir el de Cristo y el del Rosario. Depende de su motivación».

Las bambalinas fueron diseñadas por Dubé de Luque y realizadas por Elena Caro en 1988 tras la donación del devoto venezolano Alberto Jaimes —vino a sustituir a una anterior de recorte de Rincón Galicia— y que vive un debate artístico entre expertos y hermanos históricos de la corporación. El diseñador Javier Sánchez de los Reyes argumenta que «como composición es bonito, pero la bambalina tiene mucha masa para la Virgen, muy recto. Es un bordado muy bueno, costeado, esa es la pena del palio». Recuerda que «el año que se estrenó, la perilla quedaba enterrada en el terciopelo, sobrepasaba solo cuatro dedos». El bordador Grande de León asevera que «no ha terminado de cuajar en Sevilla. Veo mucha diferencia entre los bordados de la bambalina y el techo, no conjugan». En lo técnico, «el techo es muy endeble a diferencia de las bambalinas». Joaquín López de talleres Santa Bárbara opina que «es muy ancho».

Luis Álvarez Duarte, autor de la dolorosa, defiende que «tiene un techo magnífico que bordó Charo Bernardino pero cambiaría completamente las bambalinas. Desde el primer día no son para Guadalupe. Le tapan la cara y no son artísticamente correctas; las más grandes de Sevilla para una imagen que es delicada. No convence». Argumento que comparten los históricos de las Aguas: Pedro Collado, que señala que «son muy largas» y Joaquín Delgado-Roig, que dice que  «como no te tires al suelo no la ves. El actual es un paso más».

Dubé recuerda que «cuando las hicieron, me la  pusieron más rectas de lo que era en el dibujo. El diseño hacía más pico. De las tres puntas que tiene cada pico de bambalina, dos eran más altos y el del medio más bajo. No sé por qué lo alargaron». En su momento «me lo encargó Manolo Díaz-Jargüin y le hice hasta el dibujo del techo de palio que llevaba a Guadalupe de Extremadura. Le dije: ‘Así se vinculan los extremeños con la hermandad’. Costaría muy caro el proyecto y no se hizo». Collado argumenta que cuando entró, se encontró «el palio ya metido en los cartones».

Las bambalinas, la prioridad para los artistas

Sánchez de los Reyes conjugaría «un palio más personal». Compara con otra imagen de Luis como el Patrocinio: «Un palio delicado para una Virgen delicada». Al pensar en tocar el paso, «la prioridad es la bambalina. Tiene un corte muy cajón. Ganaría retirando masa». Grande de León opina que «en medidas se podría adaptar mucho a la Virgen. Hacer un techo mejor o cambiar el diseño del palio. Le va uno clásico y elegante pero a la vez popular, un estilo ‘juanmanuelino’, como la cofradía, con calados de malla».  Para López serían nuevas «sin dudarlo». Menciona que «se pueden modificar y acortar, pero lo ideal es hacer un conjunto nuevo con otro diseño distinto». Duarte, haría «un palio romántico total, elegante y unas bambalinas no muy cargadas». El histórico hermano Jargüin iría «más allá», con «un estilo clásico a la cofradía». En el palio, «una cosa fina como corresponde a nuestra Virgen».

¿Un proyecto completo?

Delgado-Roig fundamenta que «indudablemente hay que hacer un paso definitivo, desde el palio a los faldones con personas autorizadas en la materia y con la opinión de algunos hermanos. El bordador debe dibujar su parte y el orfebre la suya para hacer un conjunto armonioso». Pienso en «un palio sevillano, serio –nada folclórico- pero en consonancia con la Virgen y la hermandad». Al igual que Sánchez de los Reyes, «tomaría en cuenta el dibujo menudo del anterior palio, poniéndole un poquito de música». Por otro lado, Collado defiende que «no está la cosa para meterse en estos proyectos, aunque hubiera hecho otro diseño en su momento».

El conjunto incluiría la orfebrería, aunque Delgado-Roig no tocaría los varales y la peana de Jesús Domínguez. «Sí haría respiraderos nuevos, candelabros de cola, candelería, faldones, manto, palio y saya». Esta teoría la apoya Sánchez de los Reyes. En cuanto al manto bordado, Joaquín López y Grande de León coinciden en que «sería acorde con el palio que se hiciera». Duarte lo idearía «con una greca muy rica, de bordado menudo y un salpicado de estrellas y ramilletes de rosas, los elementos que lleva la mejicana Guadalupe en el manto. No todos deben estar cuajados». Delgado-Roig aplicaría «la seda bordada».

Arrondo asegura que «el proyecto se está estudiando». Lo que tenemos claro es que «sería un diseño integral. No puede ser una subasta. No queremos un paso hecho a retales. La idea de esta junta sería poder despedirse con un proyecto definitivo para la Virgen, presentado y aprobado. A partir de ahí, vamos a trabajar. Hay cosas que se quedarían como los varales, que podrían pasarse a plata».

Un proyecto que buscaría «el cofre perfecto» para Guadalupe, un paso «definitivo» para una de las dolorosas más «bellas» de la ciudad. La ilusión hecha andar en las Aguas y es que soñar, no cuesta dinero.

Javier Comas

Javier Comas

Javier Comas

Últimas noticias deJavier Comas (Ver todo)