La Borriquita el Domingo de Ramos de la Semana Santa de Sevilla. Foto: J.M. Serrano
La Borriquita saliendo del Salvador

CORONAVIRUS

El Vaticano plantea a las diócesis que las procesiones de la Semana Santa pasen al 14 y 15 de septiembre

La Congregación del Culto Divino ha emitido un comunicado a los obispos con directrices de cara a posponer los actos de la piedad popular de la Semana Santa suspendidos por la crisis mundial del coronavirus

Por
Actualizado:

El Vaticano ha movido ficha y las procesiones de la Semana Santa pueden trasladarse de fecha. La Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos del Vaticano ha emitido un comunicado dirigido a los obispos en los que señala directrices e indicaciones para realizar los actos y cultos de la Pasión del Señor después del verano tras la suspensión de estos por la crisis sanitaria mundial del coronavirus.

Así, señala a los prelados de cada diócesis que las procesiones podrán celebrarse entre el 14 y 15 de septiembre, o en cualquier otra fecha, como señala este último párrafo del documento remitido: «Las expresiones de piedad popular y las procesiones que enriquecen los días de la Semana Santa y del Triduo Pascual, a juicio del Obispo diocesano podrán ser trasladadas a otros días convenientes, por ejemplo, el 14 y 15 de septiembre».

Ahora, tras las directrices de Roma, es la diócesis del Arzobispado de Sevilla la que tiene la decisión en la mano de retrasar las procesiones que ya han sido suspendidas para esta cercana Semana Santa por la pandemia del Covid-19 para esta fecha indicada o para otra cuando pase la alarma sanitaria.

El Cardenal Sarah

El decreto está firmado por el Cardenal Robert Sarah, el Prefecto de la Congregación para el culto público, muy cercano al Papa Francisco y hermano efectivo de la hermandad de la Macarena, a la cuál le unen importantes lazos desde sus visitas a la basílica de la Macarena.

Así, el pasado mes de septiembre de 2019, el hermano mayor y el Mayordomo de la corporación de San Gil, asistieron, invitados por el propio Sarah con motivo de su cincuenta aniversario como sacerdote, a una ceremonia privada celebrada en el altar de la Cátedra de la Basílica junto a un nutrido grupo de invitados, entre los que se encontraban las Hermanas de la Cruz, madrinas de la Coronación de la Virgen de la Esperanza. 

El cardenal Sarah, Prefecto de la Congregación del Culto Divino en el Vaticano, besando la saya de la Macarena / Sandra Arenas y Soledad Gómez

Por su parte, ABC señaló hace unos días que se estaba planteando la posibilidad a modo de idea entre diversos estamentos de la ciudad de desarrollar un evento piadoso de acción de gracias cuando finalice la crisis del coronavirus. Ante esto, el delegado de hermandades del Arzobispado, Marcelino Manzano ya mostró su punto a favor por la idea: «Cuando esto pase, habrá que sacar alguna imagen a la calle». 

Esta rúbrica del Vaticano da un espaldarazo a la piedad popular, tan importante en la Iglesia actual del siglo XXI, abriendo la puerta a que el fin de semana de las festividades de la Cruz y los Dolores -u otra fechada dictada- el mundo católico pueda celebrar sus procesiones.

Javier Comas

Javier Comas

Javier Comas

Últimas noticias deJavier Comas (Ver todo)