Basílica del Gran Poder

Por  11:03 h.

LA BASÍLICA DEL GRAN PODER es un templo moderno cuyo diseño se debe a los arquitectos sevillanos Antonio Delgado Roig y Alberto Balbontín. Su construcción finalizó en 1965, año en que se trasladó el Señor desde la iglesia de San Lorenzo. La fachada, de clara inspiración barroca, está compuesta por un único cuerpo en el que se abre un gran arco de medio punto. La puerta es adintelada y está flanqueada por columnas salomónicas con capiteles corintios que sostienen un frontón partido.

Todo el conjunto está rematado por una elegante espadaña. Al interior del templo, al que se accede a través de un amplio atrio, es de planta circular cubierto por una bóveda semiesférica rebajada decorada con casetones y coronada por una linterna que da luz a todo el templo. De las paredes cuelgan catorce pinturas con las estaciones del via crucis, obra de Antonio Agudo. En el centro, frente al atrio, se abre un camarín en el que se venera la imagen de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder, obra de Juan de Mesa (1620).

Asimismo, a los lados del camarín se ubican las imágenes de la Virgen del Mayor Dolor y Traspaso, obra anónima del siglo XVIII restaurada por Antonio Illanes, y San Juan Evangelista, talla realizara también por Juan de Mesa en 1620. El templo cuenta con una pequeña capilla en la que recibe culto una imagen del beato Diego de Cádiz, que estuvo muy vinculado a la hermandad, al igual que el beato Marcelo Spínola. De la basílica sale en la Madrugada la Hermandad del Gran Poder.