La Catedral

Por  3:28 h.

LA CATEDRAL comenzó a construirse en 1172 por Ahanad Ben Baso, como la nueva Mezquita Mayor de la ciudad, pues la antigua resultaba insuficiente. El gran templo gótico surgió por acuerdo capitular en 1401. En la iglesia se observan numerosas capillas, como la de San Pedro, del SXVI, en la que destacan numerosas pinturas de Zurbarán que adornan el retablo.

También puede observarse la Capilla Real, cuyos muros interiores están decorados con figuras de virtudes y apóstoles. El acceso se realiza a través de un gran arco decorado con figuras de reyes de Judá. Esta capilla fue diseñada por Martín de Gainza en 1551, pero acabada por Hernán Ruiz a causa de la muerte del primero. Bajo el altar mayor de esta capilla yacen los restos de Pedro I de Castilla y de algunos de sus familiares, presidiendo la cripta una escultura de marfil de la Virgen con el niño del SXIII.

Por último, podemos destacar el gran conjunto de orfebrería perteneciente a la Virgen de los Reyes y el gran conjunto de pinturas entre las que destacan un San Fernando y una Dolorosa, copias de Murillo. Otra capillas son las de la Concepción Grande , que tiene un retablo presidido por una Inmaculada y un crucificado del SXV, la de Santa Justa y Rufina, que posee esculturas de ambas santas, obras de Pedro Duque Cornejo, la del Mariscal, cuya pintura principal presenta el tema de la Purificación de la Virgen, la de San Antonio, en la que destaca la visión de San Antonio, obra de Murillo, o la de la Inmaculada, donde destaca «La cieguecita», de Martínez Montañés. En la Sacristía Mayor podemos observar un Descendimiento de Pedro de Campaña y un San Leandro de Murillo, entre muchas obras escultóricas y de orfebrería. Otra Sacristía es la de los Cálices destaca el Cristo de la Clemencia de Martínez Montañés y las y las pinturas de Las Santas Justa y Rufina, de Goya. Todos los pasos hacen estación de penitencia en la Catedral.