REVISTA PASIÓN EN SEVILLA

Casida del poeta

Por
Actualizado:

A Julio Mayo, que no
cuenta la Historia, la recita.

La giganta, ya tumbada
de luto en las azoteas,
como una flecha del tiempo
señala en punto el olvido
sobre la calle sin puertas.
Las farolas pintan cruces
fantasmagóricas, muertes
que volverán a pasar
por los ojos desconchados
de la tapia del Alcázar
y en las hojas derramadas
por las gárgolas del árbol
que arraiga en charcos de sangre,
estrellas a suelo abierto
de luz caduca en la acera,
la lluvia escribe el aljibe
donde las carpas violetas
bucean sobre las piedras.
En el charco hay una voz
que ondea, tiembla de fe
para recitar un verso
que parece una saeta
porque oxida los herrajes
del balcón de la ciudad
y los cielos que perdimos
han aparecido rotos
con briznas de Soledad
en el coro de las nubes,
donde no alcanza el poeta
con la lanza de Sevilla.

Alberto García Reyes

Alberto García Reyes

Alberto García Reyes

Últimas noticias deAlberto García Reyes (Ver todo)