El Señor del Gran Poder, en la misa de su cuarto centenario / JUAN FLORES

Los andares

Por
Actualizado:

Como asoma el silencio que adelanta
Su Silencio, como grita la ausencia
en la sombra vacía y la presencia
del Poder se eterniza, como aguanta
la verdad el azul, como decanta
el reloj el amor con la cadencia
de la muerte, como va la impaciencia
con espinas sin sangre, como planta
el otoño esta luz en la maceta,
como suena la voz del nuevo ciego
en la torre más alta, como aprieta
el caudal del tiempo, como humilla
la cabeza el naranjo con su ruego…
Así anda el Gran Poder: como Sevilla.

Alberto García Reyes

Alberto García Reyes

Alberto García Reyes

Últimas noticias deAlberto García Reyes (Ver todo)