Cruz de guía de la Carretería / J. J. ÚBEDA
Cruz de guía de la Carretería / J. J. ÚBEDA
EL RECUADRO

Elecciones de seda

«¿por qué no copiamos en España a La Carretería y a Pineda, y nos quitaríamos de todos estos líos de pactos que traen locos a electores y a elegidos?»
Por  1:17 h.

Somos muchos los que estamos ya hasta el gorro de tanto tener que ir a votar, de tanto pacto postlectoral, y más todavía ahora, que Sánchez nos ha amenazado: si no somos buenos y se forma el Gobierno como él quiere, nos convoca a otras generales más. ¿Será por elecciones? Por eso me han encantado los procesos electorales en dos serias y muy representativas entidades sevillanas, religiosa la una, civil la otra: la Hermandad de la Carretería y el Club Pineda. Frente a las elecciones cofradieras como campo de batalla y de divisiones, de puñalás por la espalda, de falsos testimonios, de manipulaciones con el “lobby” que en muchas es la cuadrilla de costaleros, en La Carretería ha habido unas elecciones ejemplares, sin escándalo alguno, llenas de normalidad y concordia. Con una sola candidatura, como gusta a nuestro arzobispo, sin enfrentamientos. Está visto y demostrado que los procesos electorales cofradieros, si son muy reñidos, más que la transparencia de la limpieza democrática consiguen dividir a la hermandad en dos bandos, irreconciliables en muchas ocasiones.

En la Pontificia y Real Archicofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo de la Salud, María Santísima de la Luz en el Sagrado Misterio de sus Tres Necesidades al pie de la Santa Cruz, San Francisco de Paula, Gloriosa Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo y Nuestra Señora del Mayor Dolor en su Soledad, que se escribe así y se pronuncia “Carretería”, ha cumplido el mandato como hermano mayor del abogado don Félix Mezquita, tras unos fecundos años de trabajo en la cofradía romàntica por excelencia, en ese modelo de medida y buen gusto que cada Viernes Santo se pone en la calle desde la Capilla de los Toneleros. Para sucederlo, muy al arzobispal gusto, se ha presentado una sola candidatura: la de don Miguel Ángel Moreno Rivas. Que arranca con un respaldo casi unánime de la hermandad. De los 318 votos emitidos sacó 312 a favor y 6 en blanco. Si eso no es mayoría absoluta, que venga el Cristo de la Salud, el Divino Capitán del Barco del Carbón, y lo vea. Todo un ejemplo de concordia y, nunca mejor dicho, de hermandad.

Pero es que en el Club Pineda ha ocurrido algo por el estilo. Por el estilo, no: mejor todavía. Más en silencio y más callado, sin el menor escándalo ni volver locos a los socios. En el Club Pineda se ha producido el relevo en la presidencia sin necesidad de urnas. Y no crea que son cuatro gatos los implicados. Pineda tiene más de 10.000 socios. Llevar el Club adelante todos los días desde la presidencia es como ser alcalde de un Ayuntamiento. ¿Cuántos pueblos de la provincia tienen menos vecinos que socios Pineda? Le cumplía el mandato como presidente a don José Antonio García de Tejada y Ricart, que se escribe así y se pronuncia “Nono”, y que sigue siendo algo tan importante como presidente de Pineda o más: capataz de la Quinta Angustia. Y en vez de meterse en líos de candidaturas enfrentadas, y de los del golf que apoyan a uno y los de brigde del chalé a otro, ha habido una sola candidatura, encabezada como presidente por don Rodrigo Molina Montes, directivo del Banco Sabadell y vicepresidente en la junta de Nono. Y como los estatutos del club lo establecen así, una maravilla, cuando existe una sola candidatura ni siquiera hay que sacar las urnas ni se tiene la gente que pelear por unos y por otros. La normativa vigente del Club recoge que no es necesario celebrar elecciones cuando sólo hay un candidato. Así que el 4 de junio a las 12 de la noche en que Cenicienta perdió su zapato y Nono dejó de ser presidente de Pineda, automáticamente tomó el cargo don Rodrigo Molina, a quien deseamos los mayores éxitos como alcalde de ese verdadero pueblo que es Pineda.

Y moraleja final: ¿por qué no copiamos en España a La Carretería y a Pineda, y nos quitaríamos de todos estos líos de pactos que traen locos a electores y a elegidos?

Antonio Burgos

Antonio Burgos

Antonio Burgos

Últimas noticias deAntonio Burgos (Ver todo)