Nazarenos del Calvario en la plaza de la Campana / JUAN FLORES
Nazarenos del Calvario en la plaza de la Campana / JUAN FLORES
ANTOLOGÍA DE LA SEMANA SANTA DE ANTONIO BURGOS

Las carreritas de la Madrugada

«Me temo lo peor. Me temo que en esta Sevilla del No Passssa Nada que todo lo traga, este debate sobre los peligros de la Madrugada dure dos minutos y se acaben asimilando las carreritas de la Madrugada»
Por
Actualizado:

Publicado el 17 de abril de 2009

No pongo Madrugá, sino Madrugada, por tres razones: primero, porque no me sale de los co…stales; segundo, porque eso de Madrugá me suena a Fallas de Valencia, a mascletá y a plantá, como apesta a traca y a cohete lo de revirá y arriá; y tercero, porque Madrugá es el mote que le han puesto a las de Madrugada los telediarios, los turistas del Ave, los que no tienen puta idea de Semana Santa y los friquicofrades.

Y una vez escrito Madrugada, consideremos las carreritas de hogaño y antaño. Durante la Madrugada, Sevilla no limita con San Juan, Dos Hermanas, Alcalá y otros términos metropolitanos y patriarcales. Hace frontera con Pilas. Por las carreritas. Sevilla se apileña. En Pilas se dedican durante todo el año al sofá y al tresillo, y les salen las maravillosas carreritas. Y como aquí nos dedicamos durante la Semana Santa a la silla de Quidiello en la carrera oficial y a la clásica y muy cofradiera sillita plegable china fuera de ella, nos salen las carreritas de la Madrugada. Que son como las de Pilas, pero negándolas Canal Sur Radio, al repetir que son incidentes aislados. También fue incidente aislado el hundimiento del «Titanic», joé, que sólo se hundió un barco, y anda que no la palmó gente… Hombre, un incidente aislado hubiera sido si dos niñatos borrachos se hubieran peleado en la puerta del restaurante La Isla mientras esperaban al Gran Poder en El Postigo. Pero una calculada sucesión de estampidas provocadas por las turbas canis que toman Sevilla, ¿cómo van a ser incidentes aislados? ¿Por qué ese interés en acallar la repetición de carreritas en la Madrugada, incluso lanzando la cortina de humo de la polémica de las sillitas chinas, para que no hablemos del problemón y sí de los que se apalancan en lo que es una verdadera ampliación a lo bestia de la carrera oficial, que más que por la Puerta del Príncipe va a ser por la puerta de la enfermería?

En la Sevilla del No Passssa Nada, si no hubiera sido por la Prensa, el Ayuntamiento hubiese conseguido que no se hablara de las preocupantes carreritas de esta Madrugada, repetición de aquellas con las que estrenamos milenio. Aquí hay un problema de fondo que no se aborda. La famosa Cultura de la Bulla se ha desbordado. La gente cada vez sabe menos del difícil arte de ver las cofradías por la calle, y a las sillitas dichosas me remito. Cuando no había Cecop, no ocurría nada, no había peligro ni carreritas en la Madrugada. El niñaterío a lo más que llegaba era al «¡guaaaaaaaaapa!». ¿Por qué cuándo más personal, más dinero y más medios empleamos en protección civil es cuando más riesgo hay en las calles? ¿Por qué salir de nazareno en una cofradía de la Madrugada se ha convertido en una profesión de riesgo? ¿Y por qué siempre las estampidas provocadas ocurren en la Madrugada, cuando el Domingo de Ramos hay igual cantidad de gente en la calle?

Me temo lo peor. Me temo que en esta Sevilla del No Passssa Nada que todo lo traga, este debate sobre los peligros de la Madrugada dure dos minutos y se acaben asimilando las carreritas de la Madrugada o incluso elevándolas a la categoría de tradición. Aquí lo que no se rechaza se convierte inmediatamente en tradición. Estoy viendo que, como no se pueden ni quieren evitar, los disturbios pasarán oficialmente a formar parte de la Madrugada, coordinados por el Cecop, tras el Cabildo de Toma del Frasco celebrado por el Consejo y la Mitra. Tendremos carrera oficial y carreritas oficiales. Y hasta veremos en el ABC el cuadrante del Programa: «Situación aproximada de las carreritas en la Madrugada: 2,30, tradicional bronca de la salida de Los Gitanos; 3,30, navajazos y carreras en Alfonso XII-Duque; 3,45, ruido de estampida de búfalos en Laraña; 4,15, clásica desbandada con nazarenos arrollados en el sector San Pablo-Magdalena». Échale un galgo a las carreritas de la Madrugada. Joé con los incidentes aislados…

Antonio Burgos

Antonio Burgos

Antonio Burgos

Últimas noticias deAntonio Burgos (Ver todo)