San Gonzalo por el Puente de Triana
Semana Santa , Lunes Santo. Hermandad de San gonzalo por el puente de Triana. FOTO: J.M.SERRANO. archsev
ANTOLOGÍA DEL RECUADRO DE ANTONIO BURGOS

Los campanilleros que no pasan

Por  0:05 h.

Publicado en ABC de Sevilla el 2 de abril de 2007

Si en el Puente Triana no has visto
el paso de un Cristo
que está ante Caifás
tú no sabes qué es una cuadrilla
viniendo a Sevilla
a trianear…
Y esa levantá
en que crujen zambranas y palos
dice: «San Gonzalo,
Sevilla, aquí está».
Del Señor esa mano divina
rosa sin espinas
sangra en San Andrés.
Y hasta el cielo pintan sus colores,
lirio de estas de flores,
del atardecer…
Y calla hasta el sol
en sudario de seda y silencio,
porque llevan muerto
al Hijo de Dios.
Esta tarde, calle Santiago,
se obrará el milagro
de la Redención:
que Sevilla no será la misma
vendrá a esta marisma
la Madre de Dios.
Rocío será,
la que Reina en Almonte proclaman,
ya una sevillana
de velas rizás.
Al pasar por el Foso el Cautivo,
barrio peregrino
haciendo estación,
Tirolínea que viene a Sevilla,
que a su cofradía
tanta gloria dio.
Pues lo consiguió
recogiendo botellas: Paz Vélez
talló a las Mercedes
y talló al Señor.
Javier Fal ahora lleva a este Cristo,
El mismo lo ha dicho
en su Vera Cruz…
Son milagros que Sevilla hace,
que sus capataces
vuelven a esta luz.
Y al palio también:
que a alegrar a la Virgen tristezas,
qué delicadeza,
vuelve Rafael…
San Vicente, ya salen Las Penas,
la tarde se llena
de una ensoñación:
los naranjos con sus flores blancas
ya tocan la marcha
de Antonio Pantión.
Y dicen una flor
que tus Penas son estos Dolores
de un palio que pone
llorando hasta al sol.
Vente ahora conmigo al Postigo;
la verdad te digo:
Las Aguas lo están
inundando de esta gracia vieja,
siendo la más nueva
que dio el Arenal.
Y por qué sabrás:
yo por Pedro aquel año lo supe,
porque Guadalupe,
Niña es y será.
Y otras Aguas que lleva este río
con su poderío
te lleva al andén,
Una Virgen que es como una fuente
de la cera ardiente
que calma la sed.
Y es la Expiración
tan perfecta que aquel que la hizo
viendo al mismo Cristo
el molde rompió.
Tú me alquilas, Sevilla, balcones,
que las emociones nunca pasarán
como pasan los campanilleros,
repeluco viejo, de López Farfán.

Antonio Burgos

Antonio Burgos

Antonio Burgos

Últimas noticias deAntonio Burgos (Ver todo)