Detalles de la corona de la Virgen de los Ángeles de los Negritos / JAVIER COMAS
EN CUARENTENA

Donaciones

«Conservar el patrimonio de nuestras cofradías es obligatorio pero ¿cómo era eso de que tu mano derecha no sepa lo que hace tu izquierda?»
Por  0:05 h.

Es el momento de fijarse en los detalles. En los buenos y en los malos, en lo bien arreglada que está una imagen (¿estrena el tocado?) o en lo mal que están los azulejos del zócalo del templo (¡cuánto tiempo hacía que no venía yo a esta parroquia!).

Los detalles son, además, lo que hace diferente cada Cuaresma, cada cofradía y cada Semana Santa. Un pequeño cambio nos desvela un perfil desconocido de la imagen de nuestras devociones y genera multitud de comentarios y críticas. ¡Ay del que arriesgue demasiado!

Con la salida de la crisis económica, las cofradías vuelven a respirar y se pueden embarcar en proyectos y estrenos como sucedía en los tiempos de las vacas gordas. Pero todos hemos aprendido de las apreturas económicas y ya no está bien visto hacer grandes exhibiciones ni estrenar de todo que hasta a los palermos muy costeados hemos llegado.

Lo que se estila es anunciar las «donaciones» que ha recibido la hermandad: ternos y tocados para la Virgen, túnicas para el Señor, piezas de candelería, joyas conmemorativas, insignias para un nuevo tramo… sin ocultar quien o quiénes han sido los donantes.

Hay estrenos que costean «un grupo de hermanos», otros «una familia devota», algunos más «los jóvenes», «las mujeres», «los costaleros»… pero también los hay con nombres y apellidos. Se organizan actos en las casas de hermandad para hacer la entrega oficial y se aplaude y se dan las gracias ostentosamente al particular o la empresa que ha tenido a bien dejarse los cuartos en una obra para el bien común… que por supuesto le supone un beneficio con Hacienda. ¡Corta es desde luego la normativa fiscal que permite desgravarse las donaciones! Nuestro patrimonio nos lo agradecería si fuese más amplia.

Ni se menciona cómo el hermano mayor, el mayordomo o quien corresponda ha dado la brasa al benefactor. Cómo lo han llamado y rellamado porque era imposible acometer la restauración sin su importantísima aportación. Ni por qué se ha llamado a esa puerta y no a otra; estas negociaciones son siempre discretas. Conservar el patrimonio de nuestras cofradías es obligatorio pero ¿cómo era eso de que tu mano derecha no sepa lo que hace tu izquierda?.

Stella Benot

Stella Benot

Stella Benot

Últimas noticias deStella Benot (Ver todo)