La Soledad de San Lorenzo / RAÚL DOBLADO
La Soledad de San Lorenzo / RAÚL DOBLADO

No lo habíamos visto y estaba en San Lorenzo

Por  0:45 h.

Vayan a verla. Tienen desde este viernes hasta el próximo 19 de octubre y el sitio no puede ser más accesible, el Ayuntamiento de Sevilla. Vayan a verla y luego no digan que no los avisamos.

Los sevillanos estamos muy orgullosos de nuestra ciudad, de su patrimonio oculto, de su rica historia… a la que sólo los acercamos cuando viene un guiri a visitarnos. No hay mayor tesoro que esos amigos forasteros que nos obligan a hacer una ruta cultural en la que descubrimos hasta nuestro propio barrio.

Si juntásemos todo el patrimonio de nuestras hermandades tendríamos para mostrar más de un museo de esos que visitamos con fruición cuando pisamos suelo extranjero. Pero la mayoría no lo vemos aunque sea en la propia hermandad en la que hemos crecido, nos han bautizado y nos hemos casado.

La Hermandad de la Soledad celebra con una exposición sus 150 años de historia en la Parroquia de San Lorenzo. Una efemérides como otra cualquiera pero que ha permitido descubrir, gracias al trabajo de los comisarios de la muestra y de su dedicación (Ramón Cañizares, José Joaquín León, Álvaro Pastor y Manuel Rodríguez), un precioso patrimonio que estaba oculto en vitrinas de varias parroquias por las que se distribuyó todo lo que había en la extinta parroquia de San Miguel.

Y es mucho más que una muestra de las sayas y el manto y las diademas de la Virgen, que también están. Hay piezas más que interesantes (como la parte interior de la puerta del Sagrario), cuadros de gran valor a los que nunca se había prestado atención, y libros que nos muestran la vida cotidiana de esa Sevilla gloriosa: las partidas de bautismo de personajes tan ilustres como Daóiz, Bécquer o Manolo Caracol, pasando por Manuel Font de Anta; o la de matrimonio de Diego de Velázquez con Juana Pacheco, o el entierro de Rodrigo Caro. O el pasaporte del obrero (sí, arzobispo obrero) con el que el Cardenal Spínola viajó a Roma.

La exposición será un éxito por el gran valor de lo que muestra pero, sobre todo, lo será si permite que sigan saliendo a la luz documentos históricos que guardan todo lo que atesoraba esa parroquia de San Miguel y que hemos tenido guardado en un arcón. El traslado de 150 años de la Soledad es una oportunidad. Las cosas de la Historia.

Stella Benot

Stella Benot

Stella Benot

Últimas noticias deStella Benot (Ver todo)