La Macarena, vestida de luto por la muerte de Joselito el gallo / Ángel Montes

Primer golpe. Cien años de una foto

Por
Actualizado:

Pudo ser así. Finales de mayo de 1920. Juan Manuel Rodríguez Ojeda, teniente hermano mayor de la Macarena acaba de llegar de la romería del Rocío. Tiene dos días para montar en San Gil, con la parihuela del paso y más elementos, un túmulo funerario al estilo de los grandiosos de antaño para el funeral de Joselito que sería el domingo día 31. En las vísperas queda con la camarera Carmen Rodríguez. Ha pensado en vestir a la virgen de negro. Trasladan a la Esperanza desde su capilla hasta el altar colocado ante el baldaquino para que presida la misa de José. Sobre la saya, el manto y el pecho Juan Manuel comienza a desplegar velos y terciopelos negros. Más que vestirla, la va a velar, como los altares en Cuaresma. Consciente del momento llama a su amigo Enrique García Oviedo, un industrial del barrio que tenía una cámara. Ese día se hizo la foto más emblemática y contundente que existe de la Virgen de la Esperanza. En un siglo no se ha logrado igualar la ternura, el dramatismo y la extrema belleza de una Macarena enlutada como se hacía antes, no como ahora, cuando se utilizaban capas negras nazarenos o de curas para ataviar a las dolorosas. Y en cien años, jamás nadie ha superado a Juan Manuel en esta maravillosa creación. La Virgen solo estuvo así un día como este pero de hace un siglo. Era domingo, como hoy. Bendito 31 de mayo de 1920.

José Cretario

José Cretario

José Cretario

Últimas noticias deJosé Cretario (Ver todo)