Chisporroteos. El farolillo rojo

Por  0:03 h.

El impulso para cambiar el Miércoles Santo hizo aguas desde el primer momento de la reunión de esta semana. Cuando el hermano mayor de Los Panaderos advirtió como cuestión previa que no iban a aceptar ningún cambio que les dejara de nuevo de farolillo rojo los demás dieron por roto el diálogo. Llegar con condiciones no es un buen punto de partida además de un error estratégico de bulto en una negociación. Por eso vistieron de acuerdo el desacuerdo pese a que se habían trabajado varias propuestas para reconfigurar una jornada que presenta grandes problemas, muchos de ellos de seguridad.

Francisco Vélez atiende a los periodistas en La Raza / JAVIER COMAS

¿Y el Consejo? Paco Vélez ya dijo a finales de julio en ABC que no iba a imponer ningún plan al Miércoles porque esto no era el Martes cuyo problema estaba en la configuración. Pero en el fondo da la impresión de que desde la institución no quieren repetir otro otoño tenso intentando imponer un nuevo orden en un día complicado. Esta inacción aquí puede provocar que los dos días pendientes de un reseteo, el Domingo y la Madrugada adopten como solución el dejar las cosas como estaban que como se sabe es algo muy cofrade.

Al borde de la tragedia. Hace dos semanas, la Iglesia de San Gregorio estuvo cerrada dos días por un suceso que no acabó mal gracias a la intervención del hermano mayor del Santo Entierro y el ex hermano mayor José María Font. Jueves 22. La iglesia permanece extrañamente cerrada. En esas fechas en el convento solo hay un mercedario de avanzada edad, Don José García. Ante lo extraño de la situación, los dos dirigentes de la hermandad entran en las dependencias y las recorren. En la última habitación a la que acceden se encuentran al religioso en el suelo. El 061 lo traslada al hospital donde permanece 15 días en la UCI. Gracias a estos hermanos del Santo Entierro el mercedario sigue vivo.

Virgen de la Soledad de los Servitas / M. J. RODRÍGUEZ RECHI

Servitas. La limpieza de la Virgen de la Soledad llevada a cabo por su coautor Dubé de Luque ha mejorado mucho el aspecto de la dolorosa. Dubé conoce como nadie a su imagen pero los licenciados y graduados en restauración se quejan de que el Arzobispado aprueba intervenciones sin exigir el concurso de restauradores profesionales. Sin embargo el criterio que se sigue ahora es que si el autor de la talla está vivo, no se ponen pegas para que éste aborde las tareas. No quieren en Palacio que se repita la historia de la Virgen de las Mercedes, cuyo autor Paz Vélez puso hasta una denuncia cuando no se le encargó a él la restauración. Denuncia que por cierto perdió.

 

José Cretario

José Cretario

José Cretario

Últimas noticias deJosé Cretario (Ver todo)