ENTREVISTA

«La Madrugada es una carrera de obstáculos»

Por  8:00 h.

La Fundación Machado otorgó este años a la cuadrilla y a la banda de cornetas y tambores de las Tres Caídas de Triana el premio Demófilo a una larga trayectoria por la singularidad de estas dos formaciones que se despliega cada madrugada del Viernes Santo y que son reliquia de la Semana Santa más popular. Sobre este galardón Julio Vera, director de la banda señala que «se agradece que la gente entienda lo que es el paso de Cristo de la Esperanza de Triana y las 9 trabajaderas, la última de ellas, la de la banda» Para el capataz Paco Ceballos, la conjunción de ambas formaciones «ha ido mejorando con el tiempo. Cuando entré de segundo de Borrero, la banda ya estaba, pero con la incorporación al martillo de mi hermano Emilio, que procedía de la banda, empezó ya la fusión que cada vez ha ido a más. Hay muchos miembros de la banda dentro de la cuadrilla.»
Ceballos cree que con el tiempo se ha ido depurando la singular manera de andar del paso «Yo – dice- no lo llamaría coreografía, nuestro estilo de andar es el de toda la vida que ahora se plasma más con la banda. Yo no sé los cambios que se van a hacer cuando se toca una marcha. No hay nada preparado. Los cambios se han limitado, y no solo en la Campana sino en todo el recorrido» «Hay muchas cuadrillas – indica Julio Vera- que quieren copiar la espontaneidad. Pero no hay un guion escrito. Si un saetero no repite dos veces la misma saeta una cuadrilla tampoco. Hay muchas cuadrillas que por intentar hacer algo premeditado pierden esa espontaneidad que llena al público.»
En la calle y en la ida, cuadrilla y bandas sufren lo suyo por los parones. «Es estresante -comenta Ceballos- Salimos y hay que correr, después tenemos un parón de 45 minutos en el Santo Ángel, la Virgen hace un esfuerzo sobrehumano» «La Madrugada -añade Julio Vera- es una carrera de obstáculos. El parón enfría a todo el mundo. En la Campana no puedes disfrutar. Parece que estamos más en un circuito de velocidad que en una carrera oficial en condiciones.» Ceballos ha visto como otras cuadrilla ya dan ese paso atrás característico de las Tres Caídas. «La primera vez fue con Borrero. Me dijo, niño, vamos a darle un par de pasitos. Cuando se vino abajo la Campana se fue para el palquillo le dijo al presidente, que se le ha caído las gafas a un costalero y han ido a buscarla. Hay que darlos en su momento. Y que pegue.» Entre las categorías de distintos tipos de costaleros, Julio Vera define el caso de lo que él mismo denomina como costalero termita «le da igual lo que lleve en lo alto, lo que quiere es tener una madera en el cuello» Y sobre las bandas que vienen de fuera «nos sirve de acicate a las de Sevilla pero si vienen con su repertorio mejor que mejor. Porque para que toquen lo nuestro prefiero una banda de aquí.»

José Cretario

José Cretario

José Cretario

Últimas noticias deJosé Cretario (Ver todo)