Manuel Lozano

Manuel Lozano: El mejor no pregonero

Por  8:00 h.

Ayer en su casa de Palacios Malaver, tan cerca de la Virgen de Montesión murió el poeta Manuel Lozano, del Valle, de la Estrella, del Rocío y macareno. Hace poco escribió unas sevillanas para el restaurado simpecado de Triana. Como no podía ir a la romería, al menos que algo suyo se cantara en el camino. Las mandó a Javier Mejía para reproducirlas en su imprenta. Eran los últimos versos del camarero del Cristo de la Coronación y la obra final de alguien que fue de los mejores no pregoneros de la historia.

La Semana Santa de Sevilla ha estado llena de grandes no pregoneros. Escritores y poetas sublimes que por desconocimiento de los electores o por esa satisfacción de vetar que excita tanto a los Torquemadas de turno nunca han llegado al atril del teatro. Manuel Lozano ha sido uno de los grandes a quien jamás se le hizo el encargo como ocurrió con Juan Sierra, Rafael Montesinos o Rafael Laffón. Lutgardo García, que es poeta y de los grandes, se acordó de él cuando pregonó hace ahora 3 años, palabras que tuvieron todo el perfil de un sincero desagravio. Hoy a las 10:30 por el alma inmortal de Lozano celebran misa en la Anunciación. Allí permanecerán los versos de Manuel Lozano que perdimos para siempre: una ofrenda a la Virgen del Valle que seguirá llorando cada día la muerte de su manguitero.    

José Cretario

José Cretario

José Cretario

Últimas noticias deJosé Cretario (Ver todo)