Corpus de San Isidoro / M. J. RODRÍGUEZ RECHI

No era Domingo de Ramos

Por  8:01 h.

Hace una semana, en la festividad del Corpus, salieron en Sevilla más procesiones que el Domingo de Ramos. Eran once entre custodias y cortejos de la Majestad. Habría que suponer que la ciudad iba a estar colapsada, la gente tomando la calle y la policía aforando estrecheces para garantizar la seguridad. Es obvio decir que nada de eso. Porque salvo en los Corpus tradicionales de Triana y la Magdalena, el resto discurrió con una participación discreta. A estos once Corpus hay que unir dos del día anterior: uno de tres pasos del Sol (que sacó hace nada una cruz de mayo), y otro en Santa Aurelia más una procesión de gloria y la otra organizada por una banda.

Lo que le echa el Ayuntamiento a esto es una paciencia que está llegando a los niveles del Santo Job. Los servicios que hay que desplegar en su conjunto para atender a estas procesiones minoritarias provocan el cierre de comisarías y la desatención de barrios que se quedan sin policías locales. Y todo esto sin entrar a cuantificar el precio de los operativos que hay que montar para este tipo de procesiones.

Los llamamientos de Asenjo a la mesura caen en saco roto. ¿Y el Consejo? Sonríe y toca las palmas. Son momentos en los que la institución debe ejercer cierto liderazgo para que las cosas, como es el caso, no vayan a peor.

José Cretario

José Cretario

José Cretario

Últimas noticias deJosé Cretario (Ver todo)