La Custodia de Arfe por la Avenida / M. J. RODRÍGUEZ RECHI

Primer golpe. Otro Corpus

Por  8:00 h.

Los visitantes se habían quedado sorprendidos del ambiente y la excelencia de la decoración urbana en las vísperas de la fiesta. Conocían otros Corpus, incluso los más famosos pero no encontraban nada equiparable con lo que estaban viendo en Sevilla. Para ver la procesión le recomendaron coger una silla. Pasado el mediodía cuando coinciden con el anfitrión uno le comenta: «Yo desde luego no vengo más. A la noche lo que quieras, pero a la procesión no. ¿No os aburrís de ver tanta chaqueta?» Pese a que la opinión publicada y hasta el propio Arzobispo llevan años coincidiendo en señalar el gigantismo como una lastra para el Corpus, el Cabildo Catedral no mueve ni una ficha.

Hemos vivido una nueva procesión con la misma belleza de siempre pero con el mismo problema de estas décadas. Si nos ponemos a comparar las vísperas con el
cortejo del jueves se ve claro; el Ayuntamiento lleva años trabajándolo bien, mientras en la Catedral no ha trabajado nada para mejorar la procesión pese a las advertencias que llegan de todos lados y este año también sobre el estado de los pasos que participan en el cortejo. Ahí se percibe de Cabildo un puntito de suficiencia cuando no de soberbia. Los canónigos no se dejan asesorar por quienes pueden contribuir a que el Corpus tenga una procesión acorde con la magnificencia de las vísperas. Esta sí que es una brecha. Material y emocional.

José Cretario

José Cretario

José Cretario

Últimas noticias deJosé Cretario (Ver todo)