Entierro de Dubé de Luque en los Servitas / RECHI
GOTA A GOTA

Primer golpe. La silla vacía de Dubé

Por  2:49 h.

El taller de la memoria está cerrado. Casi todos los imagineros contemporáneos que aparecían en los programas de mano de la adolescencia andan ya con otros encargos.  En un corto espacio de tiempo se han ido Álvarez Duarte, Hernández León y esta semana Antonio Dubé de Luque uno de los grandes artistas y humanistas que le han dado vida a este universo de cristos, pasos y procesiones. La Semana Santa no será la misma cuando el Domingo de Ramos aparezca en la Campana su silla vacía por la que vio pasar todo lo que fue su vida: sus imágenes, sus palios, sus canastillas, o su hermandad de Los Servitas, esa un día soñó de principio a fin y que después se hizo realidad.

Con Dubé se cierra un ciclo y el taller imaginario de un grupo de artistas que trabajó para enriquecer y  para mejorar las cosas de las cofradías. Su última restauración, la de La Virgen servita de la Soledad, fue espectacular. Porque Antonio se supo adecuar al criterio contemporáneo de este tipo de actuaciones cuando él, como casi todos los grandes imagineros del XX, Castillo, Santos, Illanes, Ortega Bru, Eslava, Buiza o Álvarez Duarte contemplaban la restauración como un amejoramiento de la talla. Se ha ido un artista soberbio, pero también un grandísimo enamorado de la Semana Santa. Su obra y esa silla vacía en la Campana le harán para siempre inmortal.

José Cretario

José Cretario

José Cretario

Últimas noticias deJosé Cretario (Ver todo)