Rivero Carrera

Primer golpe. Los secretos de Rivero Carrera

Por  8:00 h.

Murió el 16 de noviembre, un día después de cumplir 92 años. Y lo hizo como vivió, en silencio, con discreción y sin ruido. En este año fatídico para las Artes de la Semana Santa también se nos ha marchado José Rodríguez Rivero Carrera el artista de las restauraciones discretas. El periodista lo conoció en la década de los 90 cuando arreglaba la canina. Era muy reservado, casi le daba pudor hablar de su trabajo. Esa fue la clave por la que tantas hermandades le hicieron encargos, algunos públicos y otros no, para que reparara cualquier contratiempo, restañara una grieta o limpiara una policromía. También para que disimulara algún golpe accidental. Iba todas las mañanas a su taller de la calle Lumbreras. Este año el periodista le llamó dos veces. La primera vez andaba de médicos. La segunda ya se fijó la cita, pero ese día y a esa hora él ya no estaba en el taller. Para el informador, Rivero Carrera era un tesoro por tantas cosas que nunca contó. ¿Cómo le hacía las revisiones periódicas al Cristo del Amor? ¿Quién le animó a retallar la Virgen de Guía? Pero sobre todo había una pregunta que no se le hizo ¿Cuántas veces ha ido usted al Rocío en el más absoluto secreto para hacer trabajos de mantenimiento en la imagen de la Patrona de Almonte? Hay muchos secretos de José que ahora va a costar trabajo resolver.

José Cretario

José Cretario

José Cretario

Últimas noticias deJosé Cretario (Ver todo)